El Monte Bromo sobre un mar de nubes

Hoy nos hemos levantado a las 3 de la madrugada, y Aidey ya estaba fuera esperándonos para ir a ver uno de los amaneceres más bonitos que se pueden ver.

Con un todo terreno nos hemos dirigido al monte Gunung Penanjakan (2.770 m) desde donde hemos accedido a uno de los miradores en plena noche. Se llega bastante pronto para no perderse la salida del sol.

Nuestro guía Aidey es un autentico crack, lleva una mesa y unas sillas plegables, y además saca un pequeño hornillo, calienta agua y nos ha preparado un capuchino y unos chocolates calientes para las niñas. Además lo ha acompañado con galletas. Es un persona muy atenta.

 

Al llegar muy temprano y estar a unos 2500 metros de altura hace bastante frío, de hecho nos hemos tenido que poner los chubasqueros encima del polar ya que hacía mucho, mucho frío, pero las imágenes del amanecer te hacen olvidarte de todo.

Con la poca luz que había ya comenzaba a verse aparecer el humeante volcán Bromo.

Conforme avanzaba el amanecer era mucho más bonito. Un mar de nubes cubre el cráter y los volcanes parecían aparecer de la nada.

Ruta al cráter del Monte Bromo

Después de disfrutar del amanecer, nos hemos dirigido a la caldera, desde donde hemos atravesado parte del Laotin Pasir (Mar de arena), se trata de la antigua caldera de los volcanes. Aidey como siempre tan atento, nos ha acompañado hasta llegar a los 253 escalones que suben al borde del cráter del Bromo, donde se ha quedado esperándonos.

Los escalones que llegan al borde del cráter están realmente empinados, desgastados y llenos de tierra de las distintas erupciones.

Pero conforme vas subiendo se empieza a oír el corazón del volcán, el ruido es bastante fuerte y te hace plantearte a donde estas a punto de llegar.

La imagen al asomarte es asombrosa se puede ver como salen las nubes de gas a cada movimiento del volcán Bromo.

De vuelta al mar de arena, las chicas han vuelto a ser el centro de atención, y varias veces hemos tenido que parar a que se hicieran fotos.

Hemos vuelto donde nos estaba esperando Aidey, para dirigirnos de nuevo a nuestro hotel el Bromo Permai, donde hemos desayunado y nos hemos cambiado para continuar con nuestra ruta.

Con el coche de nuevo y tras un largo trayecto hemos llegado a nuestro siguiente destino, Bondowoso, un pueblo cerca del Volcán Ijen, que visitaremos mañana. Nos hemos alojado en el hotel Ijen View.
Por último, podéis seguir nuestro Blog y no perderos nuestros nuevos artículos :

8 comentarios en “Amanecer y subida al Volcán Bromo”

  1. Hola!!! Os estoy leyendo con todo detalle para ir organizando nuestra ruta! Tenemos muchas dudas con la subida al Bromo, y es que vamos 2 parejas con 2 peques que tendrán casi 6 años y 2 enanos que no tendrán ni 2 años, los dos que más dudas nos hacen tener. ¿Lo veis factible? ¿Merece la pena subir sin pegarse el madrugón? Nos perderíamos el amanecer, pero al menos podríamos visitar el crater. Otra opción sería pasar aquí dos días y turnarnos para subir, tenemos que ver si nos podríamos permitir pasar aquí dos días!
    Muchas gracias!

    1. Hola de nuevo!!!

      Pues el madrugón duele mucho, pero…. Es uno de los amaneceres más bonitos que hemos visto en nuestra vida!!! Ver aparecer los volcanes entre el mar de nubes es impresionante. Además si desde esta visita, después marcháis hacia el Ijen, o Bali, o donde sea, los peques dormirán en el coche,ya que hay varias horas de camino. Pero claro, nadie asegura que el amanecer vaya a ser perfecto…

      En cuanto a la subida, no creo que tengáis problemas, el coche os deja a aproximadamente 1 km del inicio de la subida al volcán, luego se recorren otros 500-600 metros de subida con alguna pendiente pronunciada, pero no todo el camino, y por último los escalones, que se suben bien. Si os nenes están acostumbrados a andar, pueden hacer mitad de camino andando, y la otra mitad en una mochila tipo “manduca” o algo parecido en la que los transportéis.

      Nosotros en Japón llevamos a nuestra peque cargada muchas veces en la mochila para que descansara, y tenía sobre 2 años.

      Creo que la subida al volcán merece la pena, poder asomarte al interior del cráter “con relativa tranquilidad” no se puede hacer en muchos volcanes del mundo, y aquí se puede, además se oyen las pequeñas erupciones que hay en el interior.

      Además, siempre os lo podéis tomar con calma, sin prisa, vais con niños, no hay que estresarse.

      En fin, yo después de haber estado os lo recomiendo. Sin embargo el Ijen, si que no os lo recomiendo al ir con niños tan pequeños, la subida es mucho más dura, además allí los gases son bastante fuertes.

      Un abrazo!!!

  2. Me parece que vamos a charlar mucho mientras preparo el viaje 😉
    Nosotros también hicimos Japón cuando la mayor tenía casi 2 años, y Sri Lanka cuando tenía casi 3. Y si, las mochilas no nos faltan en los viajes, que haríamos sin el porteo!
    Ijén lo hemos descartado, con los pequeños no lo vemos factible. Nuestra idea es acercarnos a Sukamade NP para ver tortugas, y de ahí a Bali. En un principio habíamos descartado hacerlo en coche y ferry, pero visto que el aeropuerto queda lejos no merece la pena.
    Estamos intentando optimizar la ruta! jeje!

  3. El principal problema de Indonesia, y a su vez en momentos desesperante, es las carreteras, son malas y los trayectos son muy lentos.

    También miramos lo de las tortugas, pero se nos iba un día más, y nos descuadraba mucho. A malas, y a pesar de ser mucho más turístico, en la playa de Kuta, en Bali, sueltan tortugas por la tarde, una organización que “dice que se dedica a la conservación”, y contribuyendo con algo de dinero, no recuerdo la cantidad, los niños pueden soltarlas al mar. Creo recordar que lo hacían todas las tardes.

    En cuanto a “charlar”, no te preocupes, hablar de viajes en lo que más nos gusta!!!!

Deja un comentario