Visita al Templo Budista de Borobudur y traslado a Semarang

Hoy nos hemos pegado un buen madrugón, ya que queríamos estar a las 6 de la mañana en la puerta de Borobudur, para poder acceder con el mínimo de gente posible.

Borbudur es el templo budista más grande del mundo, pero…. No dijiste que Indonesia es el país con más musulmanes del mundo??

Sí, Indonesia es el país donde hay más fieles al Islam, pero esto no siempre fue así, de hecho la cercana isla de Bali es de mayoría Hindú.

Pero bueno a lo que íbamos, el templo se construyó en época en que las monarquías budistas e hindúes, dos religiones muy ligadas desde sus inicios, gobernaban en la isla.


Templo Budista de Borobudur

Nos hemos levantado sobre las 5:30 para ir a visitar este templo. La verdad es que el hotel estaba a 10 minutos, así que hemos llegado con tiempo, pero ya había gente esperando en la puerta. Como ya teníamos la entrada comprada de ayer porque compramos la conjunta con Prambanan, hemos accedido algo más rápido.

 

Desde la entrada a donde esta el templo se llega en un paseo de otros 10 minutos.

Declarado como Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde 1991, construido por más de 2 millones de bloques de piedra, y con 1200 años en sus espaldas, el templo de Borobudur está considerado como el monumento budista más grande del mundo.

Construido por la dinastía Saliendra entre los años 750 y 850, Borobudur cuyo nombre deriva del sánscrito Vihara Buddha Uhr, el “Monasterio Budista en la colina“, estuvo abandonado durante varios siglos debido al declive del budismo en Java.

El día estaba nublado, por lo que no hubiera merecido la pena mucho pagar la entrada extra que hay para ver el amanecer en el templo, ya que habían muchas nubes, y el sol se ha empezado a ver cuando nosotros hemos llegado al templo. Había gente dentro de los que se alojan en el hotel Manohara, que tienen derecho a acceder a ver el amanecer, pagando una entrada algo más económica.

En 1815, el gobernador ingles de Java, sir Thomas Stamford Raffles, mandó una expedición para investigar una colina en la que había referencias de un gran monumento. Su fama comenzó a crecer y como ocurría con demasiada facilidad en la época colonial, varias esculturas fueron regaladas, entre ellas unas a la monarquía tailandesa durante una visita a Indonesia que por suerte aún se puede visitar en el Museo Nacional de Bangkok.

El templo ha sufrido varias restauraciones para intentar borrar las marcas que años de erupciones del cercano volcán Merapi y la fiereza de la selva javanesa, habían causado en colosal monumento. Tras varios estudios hechos por expertos enviados por la UNESCO, en los que se reveló que parte de la colina donde se asentaba el templo estaba compuesta por suelos arcillosos y por piedra, y que dicha colina comenzaba a hundirse debido a la presencia de agua en el subsuelo, se decidió acometer una gran restauración, la cual comenzaría en el año 1968 y no concluyó hasta el año 1983.
La restauración estuvo financiada por la UNESCO, y en ella participaron centenares de expertos, los cuales desmontaron el templo casi piedra a piedra para sanearlo, añadir nuevas cimentaciones, construir nuevos sistemas de drenaje, etc. Una de los trabajos más importantes que se hicieron fue actuar sobre los microorganismos que se estaban comiendo literalmente la piedra. Por fin, en 1991, después de muchos años, fue declarado Patrimonio de la Humanidad.

El templo con más de dos millones de piedras, representa una enorme estupa budista situada sobre la colina. Visto desde arriba, nos encontramos con una enorme mandala, con forma de cuadrado perfecto de 118×118 metros, con un gran círculo central.

Construido con los principios budistas, nos encontraremos que para alcanzar el Nirvana, o paraíso budista, deberemos pasar por los tres niveles y ascender sus nueve plataformas o pisos.
Primer nivel: es el mundo de los deseos, Kamadhatu. Se trata de la base con forma cuadrada, la cual cuenta con 160 relieves que nos muestran el comportamiento humano del deseo, representando el robo, el asesinato, la violación, la tortura y la difamación. Los relieves se encuentran casi todos ocultos, excepto en la cara sur.


Segundo nivelRapadhatu, los humanos son liberados de los actos mundanos. Corresponde con las plataformas 2ª a 6ª, también cuadradas y donde hallaremos galerías con relieves tallados en piedra y 432 estatuas de buda, repartidas por niveles en 104, 104, 88, 72 y 64, disminuyendo conforme vamos ascendiendo.


Tercer nivelArupadhatu, la morada de los dioses, el mundo de las no formas. Corresponde a las plataformas 7ª a 9ª, estás ya circulares. Las tres terrazas contienen 72 estupas con estatuas de buda en su interior, y que conducen a la gran estupa central de 42 metros de alto y una base de 9,9 metros nos eleva al Nirvana. La distribución de estupas que encontramos por piso es de 32, 24 y 16.


En total encontraremos 504 figuras de buda, con las 6 diferentes poses de meditación, en todo el templo.
Como curiosidad, en las plataformas superiores encontramos dos estupas desprovistas de la parte superior y que nos dejan a la vista las imágenes de buda.

Durante la visita han habido momentos totalmente impresionantes, como por ejemplo ver rezar a monjas budistas junto a las estupas, se respiraba una paz y una tranquilidad asombrosa.

Es un lugar impactante que transmite el fervor religioso con el que se construyó. La visita a primera hora de la mañana es totalmente recomendable, ya que a pesar de que también encuentras gente que ha decidido visitarlo a esa misma hora, estamos seguros que hacerse fotos en la que aparezcas solo debe ser totalmente imposible a partir de que llegue el grueso de las visitas en torno a las 10 de la mañana.


Una vez que hemos acabado con la visita, hemos vuelto al hotel para recoger las cosas, y con el transporte del hotel nos hemos dirigido a la ciudad de Semarang, a unos 3 horas en coche, ciudad desde la que mañana daremos el salto a la isla de Borneo, para uno de los momentos cumbres de nuestro viaje, la visita al Parque Nacional de Tanjung Puting para ver los Orangutanes.

Al llegar al hotel, el Novotel Semarang, hemos ido a comer a un centro comercial que hay justo en frente, y se nota que a esta ciudad no vienen tantos turistas de visita, se suele ir directo al aeropuerto, con lo que eramos un poco la atracción de todo el centro comercial, aunque aquí son mucho más “recatados” y no te piden hacerse fotos, aunque no te quitan el ojo de encima.

La tarde la hemos usado para descansar, y para que las peques se diviertan un rato…

Por último, podéis seguir nuestro Blog y no perderos nuestros nuevos artículos :

Un comentario en “Borobudur, el Templo Budista más grande del mundo”

Deja un comentario