Día 13, Kyoto nos despide con lluvia

Hoy nuestro último día en Kyoto no amanecía muy despejado, de hecho, amenazaba lluvia. Hemos decidido cambiar el orden previsto y dirigirnos a la zona de Arashiyama que se encuentra a los pies de las montañas occidentales de Kyoto.

Lo primero que hemos ido a visitar ha sido el bosque de bambú, que más bien es un pequeño bosque atravesado por una carretera, pero la verdad es que es bonito.

 

Desde aquí nos hemos dirigido al templo Tenryuji, entrando por su puerta norte que da directamente al bosque.

El templo Tenryuji, es una templo budista de la escuela zen Rinzai, construido en 1339 y cuyos edificios actuales datan de 1900. Destaca por su jardín el cual está diseñado para calmar el espíritu, según los principios del zen, en el centro tiene un estanque alrededor del cual hay arboles y rocas que reproducen un paisaje natural. Además la vista de las montañas al fondo parecen meterse en el jardín.

Las niñas han seguido con su obsesión de lavarse las manos todas las veces que podían, y en este caso había que lavar también a unas ranas.

 

Durante el paseo por el jardín, ha habido que evacuar aguas, y es curioso ver como los japoneses piensan en todo, mientra la mama hace “popó” o “pipí”, la niña pequeña la espera en una sillita de la que no se puede escapar, digo… caer.

Una vez recorrido el jardín hemos salido por la puerta principal, para acceder al interior del templo, pero aquí San Pedro ha decidido que necesitábamos agua, y nos ha mandado como para llenar 300 piscinas olímpicas. En un pequeño receso hemos accedido al templo.

 

 

 

Al salir llovía a mares, y hemos tenido que coger un taxi para llegar a la estación de tren más cercana, y de ahí volver a Kyoto.

Por la tarde ha parado de llover, y hemos ido a visitar el templo Ryoanji, otro templo de la escuela budista Zen de los Rinzai.

El templo Ryoanji, se caracteriza por tener uno de los karesansui o jardín seco, más famoso del mundo, construido en torno al 1488.

Se trata de un jardín rectangular construido frente al edificio principal, en la composición se usa musgo, rocas y arena rastrillada.

Además del jardín de rocas, también hay un hermoso jardín en lo que es el recinto del templo y un bonito estanque.

Después hemos dado una vuelta por el centro de Kyoto, para ver algo del mercado Nishiki y de ahí a cenar y al hotel a preparar el equipaje ya que mañana nos vamos.

Decir que Kyoto es la ciudad de Japón que más nos ha encantado, siempre encuentras algo nuevo, o un rincón que te enamora, A pesar de ser nuestra segunda visita, volvemos a salir encantados.


Para más información podéis ver lo que vimos en nuestro anterior viaje:

– Día 1 – Jet Lag en Kyoto
– Día 2 – Visita por la zona noroeste de Kyoto y el barrio Gion
– Día 6 – Festival del Gion Matsuri – Visita a los templos Ginkakuji y Nanzen-ji

 Podéis seguir nuestro Blog y no perderos ninguno de nuestros artículos: ¡¡Suscribirse!!

2 thoughts on “Arashiyama y el Bosque de Bambú – Tenryuji – Ryoanji”

Deja un comentario