Día 2, 13 de julio – Füssen, y el Castillo del Rey Loco

Hoy nos hemos ido a unas dos horas de Munich a ver los castillos del Rey Loco, sobrenombre con el que se conocía a Luis II.

 

Para llegar hemos cogido un par de trenes regionales, y después desde la estación de Füssen a la zona de los castillos el bus.

Una vez que hemos llegado hemos ido a recoger la entradas que las teníamos reservadas, y menos mal porque había una cola de por lo menos 2 horas, y nosotros hemos tardado 5 minutos, por lo que recomendamos que si se está interesado en ver los castillos en época turística, se tenga echa la reserva de la entrada de manera anticipada, la podéis hacer en “Reserva castillos“.


Nuestra entrada para el castillo de Neuschwanstein, que era el único que íbamos a visitar, era para después de comer, así podíamos aprovechar para ver la zona.


Lo primero que te encuentras es el castillo de Hohenschwangau, castillo que construyó el padre de Luis II, y en el que pasó su infancia. Paseando nos hemos acercado al lago Alpsee y hemos disfrutado de los diferentes edificios que adornan este paisaje.

 

 


Una vez hemos terminado de comer, hemos subido hacia el castillo Neuschwanstein, que es como se llama realmente el castillo que construyó Luis II. El motivo de la construcción fue la pasión de este rey por Wagner, por la época medieval y por las leyendas germanas. De hecho el rey fue el mayor mecenas del compositor de opera.


El autobús que te sube a la zona del castillo te deja en un cruce desde el que se puede ir al puente de Marienbrücke, lugar con las mejores vistas del castillo.


El puente se puede fotografiar después desde el castillo:


En este lugar nos apareció la lluvia, y tuvimos que echar mano de los chubasqueros y de los paraguas para poder llegar hasta el castillo para visitarlo. De camino al castillo se tiene unas vistas preciosas del valle.

 


Visitamos el castillo, pero no dejan sacar fotos en el interior para preservarlo. Te dan una audioguía y se va pasando por las diferentes salas del castillo. La verdad es que está muy bien conservado y bien merece la pena la visita.


Al salir la lluvia iba y venía, así que volvimos a Füssen porque pensábamos visitarlo que también es bonito, pero la lluvia de nuevo hizo que decidiéramos volver a Munich.

Podéis seguir nuestro Blog y no perderos ninguno de nuestros artículos: ¡¡Suscribirse!!

2 comentarios en “Neuschwanstein, el Castillo del Rey Loco en Füssen”

  1. Que bonito!! Las nenas habrán alucinado con los castillos de princesa! Me hubiera encantado verlo por dentro, ahora nos tocará ir 🙂
    Por cierto, quien os ha hecho la foto a los dos? Las peques? Un beso y seguid disfrutando!!

Deja un comentario