Día 3 – Salzburgo bajo la lluvia

Después de desayunar y recoger todo el equipaje, nos hemos dirigido a la estación principal de Munich para coger un tren con destino a Salzburgo.

Hemos cogido un tren Railjet a las nueve y media y a las once hemos llegado a Salzburgo. El tren pertenecía a la compañía austriaca y hay que destacar que al principio de cada vagón lleva una zona donde los niños se pueden sentar e ir viendo dibujos animados, lo que no creo es que Gala entendiera mucho los diálogos en Alemán.

Bueno la suerte ya nos estaba acompañando demasiado, y hoy ha sido nuestro primer día con lluvia.

Cuando hemos llegado a la estación de Salzburgo llovía bastante. En la misma estación de trenes hay una oficina de turismo, en la que hemos comprado la Salzburg Card de 48 hrs, se trata de una de las pocas tarjetas turísticas en la que con el dinero que pagas te entran todos los monumentos de una ciudad, y hemos de decir que los monumentos no son baratos, y que si te mueves bastante, la amortizas el primer día.

Desde la estación hemos cogido un taxi que nos ha dejado en la puerta del hotel, donde una vez registrados, y sin poder entrar a la habitación por que la hora de entrada eran las 3, hemos cogido los paraguas y los chubasqueros y hemos empezado a caminar bajo la lluvia dirigiéndonos al centro de la ciudad, en un corto paseo de 10 minutos.

La ciudad es una autentica preciosidad, todo el casco antiguo es peatonal y solo pasan las bicis y coches de caballos. Además todo esta muy bien conservado y cada esquina encuentras un palacio o una iglesia.

Paseando hemos llegado a un Biergarten, que realmente es una terraza de un restaurante donde compras la comida y te la sacas fuera a comer. Pero como los alemanes y austriacos solo deben pensar en la cerveza, le llaman Bier…. Y por petición popular, pongo una foto para que no se piensen que viajan mis niñas y mi mujer solas.

 

 

Desde aquí nos hemos dirigido al Monte Mönchsberg, a ver las vistas de la ciudad y el museo de arte moderno, demasiado moderno para nuestro gusto, y para llevar con nosotros a unas niñas pequeñas. Pero las vistas si que eran una autentica pasada, con toda la ciudad a sus pies y la fortaleza del Salburgo enfrente.

 

Lo siguiente ha sido pasear por la animadas calles del centro, y que Gala y Zoe se entretuvieran con un chico que estaba haciendo pompas de jabón. Y para continuar su disfrute nos hemos montado en una calesa con caballos para dar un paseo por el centro. 

 

 

Por último nos hemos dirigido a ver la abadía de San Pedro, y su cementerio, mañana veremos las catacumbas porque hoy estaban ya cerradas.

 

 

Por último cenita y al hotel a descansar.

Podéis seguir nuestro Blog y no perderos ninguno de nuestros artículos: ¡¡Suscribirse!!

3 thoughts on “Visita al Monte Monchsberg y la Abadía San Pedro”

  1. Ese Chico guapo en la fotillo, bueno, no está mal, de 4 días, el chico sale en 1 foto, un promedio un poco escaso, pero bien. Qué guapas las peques, qué formalitas y que mayores se las ve. Pasarlo muy bien, x todos, x vosotros y sobre todo x mí, que os sigo desde casita…, qué remedio… Besos gordos a los 4.

  2. Hola mochileros!!
    Que bien se os ve!! me alegro mucho!!! ¿como se están portando las peques? Dales un besote de su tia que las quiere mucho, que ya las echo de menos!! y a vosotros también!!

Deja un comentario