Día 6 – Viena, aquí también hace calor

Pues sí, calor y del bueno es el que hemos pasado hoy, y no es que prefiramos la lluvia, pero claro 30º para recorrer los jardines de un palacio pues no es lo más adecuado.

Hoy hemos dedicado la mañana a ver el palacio de Schöbrunn, palacio mandado construir por Leopoldo I de las dinastía de los Austrias para su hijo José, y vaya “chozita” que le hizo, no es que sea grande es que es enorme. Se le conoce como el Versalles Vienes, dentro hay varios museos, diferentes jardines, invernaderos, un laberinto e incluso posee el Zoológico más antiguo del mundo.

Así que hemos pasado la mañanita visitando el palacio y después los jardines y el laberinto, en el cual hay también un laberinto infantil con juegos de espejos y un parque infantil. 

 

 

 

 

 

 

Al salir del palacio hemos ido al mercado de Nachmarkt a dar una vuelta y a comer. Desde aquí hemos vuelto al centro a volver a ver parte de la catedral de San Esteban que nos faltaba por ver, entre otras cosas hemos subido a la torre norte para admirar su hermoso tejado con tejas de colores y su arquitectura gótica. 

 

Y con la mayor parte de Viena visitado, y con buen sabor de boca de esta ciudad, mañana partimos hacia Praga.

Podéis seguir nuestro Blog y no perderos ninguno de nuestros artículos: ¡¡Suscribirse!!

3 thoughts on “Palacio Schöbrunn, Nachmarkt, Catedral de San Esteban”

  1. Esa familia guapa!!!, jajajaja, qué graciosa mi rubia preferida, poniendo velas, jajajaja, qué mona, se lo diré a su amiga Candela. Se os ve fenomenal, seguir disfrutando, aguantando un poco el calorcillo, así que pensar que mejor calor que lluvia, no?. Muchos besos, seguimos en contacto!!!

  2. Hola familia! Nosotros ya estamos de vuelta a la civilización y conectados a internet. Qué bien se os ve, qué bonito todo. Qué blog más chulo Victor! Besitos para todos y a disfrutar!

  3. Vaya calorcito mas bueno, así os podréis bañar en las hermosas playas. Nosotros desde Bali y un frío que pela, Ja,Ja,Ja.Bueno que disfrutéis mucho del viaje que el tiempo pasa volando, nosotros ya volvemos a la rutina pero con las pilas bien cargadas. Un beso para los cuatro.

Deja un comentario