Día 5, 16 de julio, Parlamento y zona de Buda

Nuestra primera visita del día ha sido el parlamento, ya que teníamos reserva para el tour en español de las 10:15. El parlamento de Budapest es el tercer más grande del mundo, después del de Rumanía y del Argentino. Se construyó entre 1884 y 1902, y tiene unas dimensiones de 268 por 118 metros, tiene estilo neogótico y el autor se inspiró en el parlamento inglés.



La visita son unos 40 minutos acompañados de un guía que te va explicando la historia del parlamento y las diferentes estancias. Es un edificio muy bonito. Como nota curiosa decir que, listo de mi, llevaba en mi riñonera una “navajita” Made in Albacete, que llevo para pelar la fruta, etc. Bueno pues menos mal que me di cuenta antes de pasar el arco de seguridad, sino me veo placado por los machacas Húngaros.


 



Salimos por la parte trasera que da directamente al Danubio, y desde el que se observan unas vistas magnificas de Buda. La ciudad antiguamente eran dos Buda y Pest, hasta que se unieron como lo están actualmente. La parte más antigua sería Buda y Pest es la zona nueva.


Fuimos paseando por la ribera del Danubio, hasta que nos encontramos con el Monumento de los Zapatos, una especie de reconocimiento a 20.000 judíos que fueron fusilados a las orillas del río, durante la segunda guerra mundial. A las niñas les impresionó mucho y tratamos de explicárselo, pero sobretodo Gala fue la que no terminaba de entender esta barbarie, y menos aún cuando vio que habían incluso zapatos de niños.


 

Desde el río volvimos hacia el interior de Pest a visitar la Basílica de San Esteban, se trata del edificio religioso más grande de Hungría, dice que caben 8500 personas.


Después de comer, cruzamos el puente más famoso de la ciudad, el Puente de las Cadenas, para dirigirnos a Buda.


 

La subida a la colina de Buda la hicimos en un funicular que se coge al cruzar el río.


Una vez en Buda nos dirigimos a la zona del Castillo donde se tienen unas vistas magnificas del puente de las Cadenas y del Parlamento.



Después de descansar un rato sobre el césped del castillo, nos dirigimos a la Iglesia de Matías, con tan mala suerte de que la acababan de cerrar, ya que cierran a las 5 de la tarde.



Junto a la iglesia se encuentra el Bastión de los Pescadores, un mirador desde donde se puede ver todo Pest. Sus siete torres conmemoran las siete tribus fundadoras de Hungría.


 

 

 


Al acabar volvimos al apartamento a darnos una ducha y salimos y cenamos en el “Frici papa“, restaurante de cocina húngara baratito, baratito, y con una cocina muy buena.



Una vez terminamos subimos de nuevo, esta vez en autobús, a la colina de Buda, para observar las vistas de la ciudad de noche, ni que decir tiene que si esta ciudad es bonita, de noche es espectacular, las fotos no le hacen justicia.


 


Siendo las once de la noche, y con las niñas arrastrándose decidimos irnos a dormir.


Podéis seguir nuestro Blog y no perderos ninguno de nuestros artículos: ¡¡Suscribirse!!

Un comentario en “Visita al Parlamento de Budapest y a la zona de Buda”

Deja un comentario