3 de enero – Paseo por el Mercado de Portobello, Museo de Historia Natural y Tower Bridge

Hoy es sábado, y los sábados por la mañana montan el mercadillo de Portobello en el barrio de Notting Hill, uno de los más famosos y visitados de Londres. El tiempo hoy no nos iba a ser favorable así que salimos cargados con chubasqueros y paraguas, ya que la lluvia amenazaba y no se iba a hacer esperar.

 

El mercadillo recibe su nombre de la calle donde se encuentra ubicado, Portobello Road, la parada más cercana es Notting Hill en la District Line (Amarilla). En este mercadillo se puede encontrar una gran variedad de artículos.

 

La zona más al sur junto a la estación de Notting Hill es la zona donde se ubican en mayor medida los anticuarios, conforme vamos yendo hacia el norte, hacia la estación de Ladbroke Grove,  encontramos que el mercado se vuelve más diverso y vamos encontrando frutas, flores y verduras.

 

Nuestra recomendación es que se comienza la visita desde la parada de Notting Hill dirección a Ladbroke Grove, ya que al final del mercadillo también encontramos puestos de comida, en los que si nos entra hambre podremos tomar algo, incluso una paella como pudimos ver nosotros.

 

Nosotros vimos el mercadillo bajo un fina lluvia, que no nos permitió disfrutar todo lo que nos hubiera gustado, pero tuvimos que conformarnos.

 


Desde aquí y tras nuestra visita pasada por agua al mercadillo, decidimos irnos a ver el Museo de Historia Natural, para ello cogimos el metro hasta la parada de South Kensington.

Al llegar al Museo nos encontramos una cola enorme, además comenzó a llover de nuevo, así que decidimos buscar un lugar para comer, y después de mucho buscar, recordar que somos 12, conseguimos sitio en la terraza de un restaurante libanés. Después de comer nos dirigimos al museo de nuevo.

 

El Museo de Historia Natural trata de la Tierra y las formas de vida que ella habitan. Posee una extensa colecciones formada por más de 70 millones de especímenes y objetos. En el museo encontramos diferentes secciones por todo el enorme edificio, como puede ser las salas de dinosaurios, mamíferos, etc. Además encontramos salas dedicadas a volcanes y terremotos.

 

 

Esta zona, nos lleva a experimentar las fuerzas naturales del Planeta como un terremoto o una erupción volcánica. Hay una simulación de un terremoto que sucedió en Japón. La sala recrea un supermercado y el movimiento producido por el terremoto. Ni que decir tiene que fue el lugar donde más disfrutaron los niños.

 

También quedaron encantados con la zona de los mamíferos donde vieron maquetas de varios tipos de cetáceos y quedaron totalmente alucinados al comprobar las dimensiones de las ballenas azules.

 

Nuestra visita al museo quedó un poco descafeinada ya que al ser fechas festivas el museo estaba a reventar, y no pudimos entrar a la Sala de los Dinosaurios debido a la gran cola que había que guardar, así que ya tenemos otra razón para volver a Londres, y creo que ya van 3….

 

Desde el museo nos fuimos a ver quizás el puente más famoso de Londres, el Tower Bridge (Puente de la Torre). Este puente levadizo es uno de los símbolos de Londres. Se encuentra junto a la Torre de Londres, una enorme fortificación que ha funcionado como residencia real, arsenal, fortaleza y prisión.

 

El  Tower Bridge es un puente de estilo victoriano que se construyó durante el siglo XIX. Para no afectar el tráfico fluvial se decidió crear un puente levadizo con máquinas de vapor, su construcción finalizó en 1894. Se puede realizar la visita del interior pero no es una visita imprescindible.

 

 

También podemos consultar los horarios en que el puente se levantará para dejar  pasar algún barco, nosotros no tuvimos la suerte de verlo levantarse, pero para quien  esté interesado puede consultar los horarios aquí.
La verdad es que de noche resulta un monumento muy bonito y desde él tenemos unas vistas fantásticas de la Torre de Londres.
En la otra orilla del Támesis encontramos el Ayuntamiento de Londres y la torre The Shard.
El Ayuntamiento de Londres es un edifico bastante peculiar cuyo hall es una estructura con forma ovalada que es la que da forma a todo el edificio. Tiene una altura de 45 metro divididos en 10 plantas, y su estructura es de cristal para favorecer la eficiencia energética.
Unos cuantos metros por detrás del ayuntamiento encontramos el rascacielos The Shard con 310 metros de altura, que fue es el edificio más alto de la Unión Europea. Tiene 72 pisos y tiene forma triangular. En la última planta encontramos un mirador con precio bastante elevado.
Nosotros nos dedicamos a pasear junto al Támesis en esta zona de Londres, que  pertenece al distrito de Southwark. El paseo por el río es bastante bonito, pero el frío, que se veía acentuado por la humedad y por la lluvia que había caído durante gran parte del día, hizo que el paseo no durara demasiado. A pesar de ello es una zona que muestra todo su esplendor durante la noche, y en la que nos hicimos muchas fotos para llevárnoslas de recuerdo.

 

 

Y como el día había sido largo y muy frío, decidimos volvernos a la zona del hotel a  cenar y a descansar.

 

4 comentarios en “Mercado de Portobello y Museo Historia Natural”

  1. La verdad es que los museos de ciencia son un sitio muy bueno para entretener a los niños cuando se va de viaje, nuestras peques ya disfrutaron mucho de los dinosaurios del Museo de Historia Natural de Berlín, pena que en este debido a la cantidad de gente no pudieran disfrutarlo.

    Salu2

  2. Aaaaaaiiixxxxxx…. El Tower Bridge! Sin duda mi lugar preferido de Londres! Y si es de noche muchísimo mejor! De noche tiene un encanto especial! La primera vez que estuve yo además había un chico tocando la guitarra que ya remató el momentazo! Estuvo genial! Qué recuerdos!

    Me han entrado unas ganas irresistibles de coger un avión e ir a enseñarle Londres a mi pequeña (y a mi marido, que tampoco ha estado). Yo quiero ver eso de los terremotos del museo! JAJAJA.

    Muchas gracias por la información!!!!!

  3. Ruth, el Tower Bridge de noche es precioso, a pesar del frío nos encantó las vistas.

    En cuanto al museo las peques disfrutaron de lo lindo en el museo de Historia Natural y con la "máquina" de terremotos. Nos recordó un poco a Japón.

    Saludos y gracias por pasarte.

Deja un comentario