Día 18, 29 de julio – Preikestolen (el púlpito)

Hoy es nuestro día “grande” en Noruega, vamos a visitar una de las atracciones turísticas más importantes del país. Se trata del Preikestolen, el púlpito en Noruego. Se trata de una enorme roca cuadrada que está a más de 600 metros del altura sobre el fiordo de Lysefjord.

 

Para llegar a ella hemos cogido un ferry desde Stavanger a Tau, y desde allí en unos 20 km estás en el parking desde el que comienza el ascenso. Se trata de una subida de casi 4 km con unos 700 metros de desnivel.

 

La subida la hemos realizado en el tiempo que la realiza más o menos todo el mundo, unas 2 horas, las “niñas” se han portado como unas campeonas y han subido muy bien, a pesar que determinadas zonas son bastante duras.

 

 

Una vez arriba las vistas del fiordo de Lysefjrod son alucinantes, quizás una de las vistas más bonitas que hayamos visto.

 

 

Y el famoso púlpito la verdad es que impresiona bastante, ya que sobresale de la montaña y da la sensación de estar en el aire, asomarse es toda una aventura.

 

 

 

 

No me he podido resistir y he tenido que sentarme en el borde, pero nada de dejar colgando los pies como hacían algunos…

 

 

Una vez hechas las fotos de rigor y descansados de la subida, hemos comenzado el descenso, la primera parte hemos llevado a Zoe en la mochila, ya que el desnivel era importante y estaba bastante cansada, pero a mitad de camino ha vuelto a bajar por su propio pie.

 

 

 

Para finalizar el día hemos cogido de nuevo el coche para ir a Rauland, pueblo en mitad del país donde vamos a pasar la noche. Para ello, hemos tenido que coger a un ferry para cruzar uno de los múltiples fiordos de esta zona.

 

 

Después de cuatro horas de viaje hemos llegado a una fabulosa cabaña junto a un lago, con unas vistas esplendidas para acabar el día.

 

 

 

Mañana volvemos a Oslo.

Podéis seguir nuestro Blog y no perderos ninguno de nuestros artículos: ¡¡Suscribirse!!

5 comentarios en “Preikestolen (el púlpito)”

  1. Que pasada de sitio!! Esas son mis niñas aguantando hasta el final!! Y os salió un día espléndido para disfrutar el paseo. Que acabéis de pasarlo bien, nos vemos a la vuelta de Islandia. Besos a todos

  2. Zoe tenía 3 años y 10 meses cuando subió. Con 2 años y medio podrías ir alternando entre tramos que andará ella y tramos que la llevéis en mochila. Si estáis acostumbrados a andar, la ascensión no es excesivamente dura, tiene un par de tramos más duros de escaleras, pero ya esta.

    Salu2

Deja un comentario