Día 7 – Praga, de la plaza vieja al puente de Carlos

Después de casi 5 horas en tren hemos llegado a Praga, el viaje en tren bueno hasta que la fierecilla de Zoe se ha despertado y no había manera de entretenerla, pero bueno ha sido un ratito.

Una vez en Praga, el tiempo raro, raro, cuando hemos llegado habían como 30º, pero a la media hora ha caído una tormenta de casi 2 horas, menos mal que nos ha pillado comiendo en el hotel, así que hemos descansado un poco.

Una vez ha parado, hemos salido a conocer el centro de la ciudad, que no es demasiado grande, hemos cruzado la ciudad atravesando la plaza principal de la ciudad, la Plaza de la Ciudad Vieja, en la que se encuentran varios de los monumentos más importantes, como son la iglesia de Tyn, el ayuntamiento y el Reloj Astronómico.

 

El famoso reloj Orloj, es el único en el mundo que da la hora Babilónica  que si queréis saber lo que es, mejor mirarlo en al Wikipedia ya que es largo de explicar.

Luego hemos seguido bajando hasta el puente de Carlos, el cual une las dos orillas del río Moldava, la de Stare Mesto y Mala Strana.

Hemos subido a la torre del lado de Stare Mesto, y hemos descubierto que estábamos solos en Praga y que ningún turista había pensado en visitar la ciudad estos días. 

 

 

 

Hemos dado un paseo por el río por la zona de Mala Strana. 

 

 

Por último hemos vuelto a cruzar el río, y hemos subido a ver la Torre de la Pólvora  y por último bajar a cenar en los puestos de comida de la ciudad vieja. 

 

Podéis seguir nuestro Blog y no perderos ninguno de nuestros artículos: ¡¡Suscribirse!!

Deja un comentario