Día 15 – Tokyo – Palacio Imperial, Harajuku y Shibuya

Hoy hemos tenido un día bastante cargado, hemos salido sobre las 9 del hotel para dirigirnos a ver el Palacio Imperial, bueno los jardines del palacio que es lo que se puede ver. El palacio imperial es la residencia del emperador de Japón, por lo que únicamente se abre al público 2 días al año.

Nota: Actualmente se pueden visitar más zonas del Palacio Imperial, en nuestra visita durante el 2009, solo se podía acceder a los jardines.

La visita ha sido corta, ya que a pesar de ser relativamente temprano el calor era insoportable, con lo que hemos visto un poco de los jardines y nos hemos ido.

Desde aquí nos hemos dirigido a la estación de Harajuku, para ir a ver el Santuario Meiji, el cual se construyó en memoria de los emperadores Meiji. Fue destruido en la Segunda Guerra Mundial y se reconstruyó en 1958.

 

 

Justo al lado tenemos el parque Yoyogi que está justo al lado, donde se supone que podríamos ver a las Gothic Lolitas y a los rockabillies, pero hacía demasiado calor y no había más que gente disfrutando del parque y haciendo deporte.

Una curiosidad, el parque tiene una zona para soltar a los perros cerrada con una valla, y los perros a su vez se separan por peso.

 

 

Hemos vuelto a la estación de Harajuku, ya que justo en frente se encuentra una de las calles que marcan tendencias en Japón, es la Takeshita-dori. Se trata de una calle estrecha de unos 400 m de larga que parte desde enfrente de la estación, está llena de tiendas y boutiques centradas en los adolescentes.

 

 

Seguidamente nos hemos dirigido a la avenida Omotesando que se encuentra muy cerca. En esta calle están ubicadas las mejores marcas del mundo, y se nos han caído un buen puñado de yenes en una tienda de juguetes, es lo que tiene viajar con una niña.

Después hemos vuelto a la zona del parque y entonces si que hemos visto a las famosas Gothic Lolitas que son jóvenes vestidas con una mezcla de moda gótica y ropa del tipo de la que llevan las muñecas.

 

 

En la puerta del parque estaban, ahora sí, los rockabillies, unos 20-30 japones vestidos a lo rocker que cantan y bailan.

 

 

Para terminar el día hemos ido a Shibuya, que si por algo es conocida esta zona en el mundo es por el cruce de Shibuya, o Scramble Kousaten, debe ser uno de los cruces más conocidos y transitados del mundo, cuando se cierran los semáforos de las cuatro direcciones, el cruce se inunda de gente que forma un gran X humana.

En los edificios del cruce hay tres grandes pantallas de televisión que a veces se sincronizan y emiten la misma imagen a la vez. Impresionante la cantidad de gente que puede cruzar a la vez…

 

 

Si os ha gustado, y queréis seguir nuestro Blog y no perderos ninguno de nuestros artículos: ¡¡Suscribirse!!

Deja un comentario