VIAJAR A IRLANDA, CONSEJOS E INFORMACIÓN PRÁCTICA

Irlanda es conocida como la Isla Esmeralda, situada en el noroeste de Europa. Con una población de algo más de 6 millones de habitantes, se encuentra dividida en dos países, la República de Irlanda e Irlanda del Norte, país que forma parte del Reino Unido.

Se trata de una isla relativamente grande, con casi 85.000 km2, pero con una densidad de población baja, de algo más 70 habitantes por km2, con lo que hay zonas del país muy, muy tranquilas. De hecho, se dice que Irlanda hay más ovejas que personas, no las contamos, pero no nos extrañaría.

La República de Irlanda ocupa la mayor parte de la isla, aproximadamente cinco sextas partes de la isla, e Irlanda del Norte ocupa el resto. La isla se divide en las provincias históricas del Ulster, Munster, Leinster y Connacht.

La isla de Irlanda es perfecta para recorrerla en coche, haciendo un road-trip por el país. Es la mejor forma de conocer Irlanda por libre, ya que podremos realizar diversas rutas por la isla.

 

ROAD TRIP POR IRLANDA DEL NORTE

Si decidimos conocer el país, la mejor opción es planificarnos rutas por zonas, ya que a pesar de no ser un país muy grande, para recorrerlo entero, necesitaremos varios días.

Debéis tener en cuenta que por el Brexit, viajar a Irlanda del Norte tiene una serie de elementos a tener en cuenta.

En nuestra visita, hicimos una de las rutas costeras más interesantes del país, la Ruta Costera de la Calzada del Gigante, que también es conocida como Giant`s Causeway o ruta costera de Antrim.

Esta preciosa ruta panorámica comienza en la ciudad de Belfast y termina en Derry-Londonderry, pasando por algunos de los paisajes más increíbles de Irlanda del Norte.

Tenemos detallada la ruta y las diferentes visitas en artículos específicos, donde os damos información para visitar los diferentes lugares.

La ruta discurre por el condado de Antrim, y es recomendable dedicarle entre 4 y 6 días. En esta completa ruta costera, se puede visitar puntos tan interesantes como la Calzada de Gigante, el puente colgante de Carrick a Rede, Dark Hedges, el Castillo de Dunluce o Ballintoy Harbour, entre otros.

La capital de Irlanda del Norte es una interesante ciudad portuaria que se ha reconvertido de ciudad industrial en una moderna capital, llena de vida y de color. La ciudad tiene muchos puntos interesantes de para visitar, entre los que se encuentra el Museo Titanic Belfast.

Si hay un lugar indispensable que visitar en Irlanda, ese es la Calzada del Gigante, una increíble formación de la naturaleza, que ha sido durante años fuente de mitos y leyendas. Con una afluencia turística de aproximadamente 1 millón de turistas al año, deberemos evitar las horas puntas de visita.

Los aeropuertos de Belfast son una de las principales vías de entrada a Irlanda. La ciudad cuenta con dos aeropuertos, el Internacional, que recibe vuelos de gran parte de Europa, y el City Airport, el cual recibe vuelos de las ciudades del Reino Unido. Os explicamos como llegar al centro de Belfast.

Información práctica para viajar a Irlanda

Cómo es el clima en Irlanda

Debemos ser conscientes de que Irlanda es una isla, que se encuentra en el Océano Atlántico, y con ello se ve afectada por los fenómenos costeros, como la corriente del Golfo.

Esto hace que a pesar de su ubicación tan al norte, su clima sea más benigno que el de otros países que se encuentran en su misma latitud.

Aún así, la isla tiene un clima bastante variable, pero que no se suele ver azotado por temperaturas extremas, ni en verano, ni en invierno.

.Pero si destaca por algo es por tener un alto indice de lluvias, llueve aproximadamente el 75% de los días del año…

Mejor época para viajar a Irlanda

Como en gran parte de Europa, la mejor época para viajar a Irlanda es la temporada estival, alargándola un poco con algunos meses de la primavera.

Así que si tenéis intención de visitar la isla de Irlanda, y disfrutar del mejor tiempo posible, os recomendamos viajar entre finales de abril y mediados de septiembre.

Estos meses son los más benignos, hay menos probabilidad de lluvia y podremos disfrutar de bastantes horas de sol, ya que durante otras épocas del año, anochece bastante pronto, y no dispondremos de muchas horas para las visitas.

Documentación para viajar a Irlanda

En la actualidad, los dos países que forma parte Irlanda se encuentran dentro de la Unión Europea, y como tal, no es necesario más que el Documento Nacional de Identidad, DNI, para viajar a Irlanda.

Es posible que la situación cambie con la salida de Reino Unido de la Unión Europea con motivo del Brexit.

Esta situación llevará a que también Irlanda del Norte abandone Europa, y con ello es posible que con el tiempo se modifique la documentación necesaria para entrar al país.

Moneda

Una de las cosas que hay que tener en cuenta cuando se viaja a la isla de Irlanda es que está dividida en dos países, y también en dos monedas, el Euro y la Libra.

Hay que tener en cuenta que Irlanda del Norte pertenece al Reino Unido, y como tal, utilizan la libra.

Sin embargo, la República de Irlanda, miembro de pleno derecho de la Unión Europea, hace uso del euro, con lo que será mucho más cómodo para viajar para los españoles..

Sanidad

Mientras los dos países se encuentren dentro de la Unión Europea, como ciudadanos españoles, tendremos cobertura sanitaria básica con Tarjeta Sanitaria Europea.

Pero debemos ser conscientes que antes de viajar tendremos que haber solicitado la Tarjeta Sanitaria Europea.

La sanidad en los dos países de Irlanda es buena, y podremos acudir ante cualquier percance.

Seguro de viaje para Irlanda

A pesar de tener cobertura sanitaria mediante la TSE, muchas veces es conveniente tener un buen seguro de viaje.

La facilidad que nos da un seguro de viajes, es que solo una llamada de teléfono, nos informarán del lugar donde debemos acudir para que nos asistan ante cualquier problema sanitario.

Nosotros solemos contratar el seguro con IATI, y si vosotros lo hacéis a través de este enlace, tendréis un 5% de descuento.

Seguridad

La historia reciente de Irlanda hace desconfiar un poco a los viajeros que planifican una visita a Irlanda.

.Los problemas surgidos años atrás en Irlanda del Norte han quedado prácticamente erradicados, y hoy en día no existe ningún problema para viajar al país.

Aunque si que es cierto que en ciudades con Derry, en determinados barrios, todavía se nota cierta tensión al recorrerlos.

Pero nosotros en ningún momento sentimos ningún peligro, y no hay que preocuparse más allá de algún robo al descuido.

Gastronomia, mucho más que Fish and Chips

A pesar de que el Fish and Chips es uno de los platos más conocidos de la Isla, se pueden degustar muchos más platos.

Si queréis disfrutar de la gastronomía más tradicional, deberéis entrar en alguno de los muchos pubs que hay en las ciudades, en ellos a parte de degustar de música en directo, la mayoría de veces, podréis probar muchos de los platos tradicionales del país.

La alta cocina está creciendo rápidamente en el país, y cada vez es más frecuente encontrar buenos restaurante en las zonas céntricas de las ciudades, que tratan de innovar y llevar la alta cocina a los irlandeses.

Transporte público

A pesar de contar con una buena red de transporte público con la que poder desplazarse por el país, hay que tener en cuenta que el país tiene muchas zonas rurales, a las que a veces es difícil acceder.

.No tendremos ningún tipo de problema para desplazarnos entre ciudades grandes, como puede ser entre Dublin y Belfast, o entre Belfast y Derry, pero si queremos visitar puntos como la Calzada del Gigante o los Acantilados de Moher, deberemos usar otras ciudades como base, y utilizar buses locales para llegar a los puntos de interés.

Por ello, creemos que una buena opción es alquilar un coche y conocer el país por libre.

Irlanda con Niños

Irlanda es un país que brilla por su naturaleza desbordante, por sus castillos, pequeños pueblos y monumentos naturales increíbles.

La libertad natural es una de las mejores cosas que podemos ofrecer a los niños, jugar en playas solitarias, correr por los verdes prados, o disfrutar de los espesos bosques son planes que encantarán a los más pequeños.

Además, los diferentes castillos y rutas senderistas escénicas, son ideales para realizar con niños. Los castillos los entretendrán, y los senderos completamente adaptados, son ideales para recorrerlos con nuestros hijos .