Estambul, la ciudad donde Europa y Asia se encuentran, la antigua Bizancio o Constantinopla, es un fascinante crisol de culturas, historia y belleza. Con sus impresionantes mezquitas, palacios bizantinos y mercados bulliciosos, Estambul ofrece una experiencia de viaje única e inolvidable. Si tenéis 3 días para explorar esta ciudad mágica, este itinerario os guiará por los lugares más destacados y os permitirá sumergiros en su vibrante atmósfera.

Estambul en 3 días qué ver

Índice del artículo

Qué ver y visitar en Estambul

Estambul es una ciudad enorme, con muchos lugares de interés para visitar, y con una gran extensión y un tráfico caótico, por ello es conveniente planificar las visitas por zonas para aprovechar el tiempo al máximo.

Detalle de una de las puertas de la Mezquita Nuruosmaniye

Además, es muy conveniente tener en cuenta que, para determinadas visitas, como puede ser Santa Sofía, el Palacio Topkapi o la Cisterna Basílica, suelen formarse colas enormes para acceder y es preferible ir a primera hora de la mañana para no perder horas esperando poder entrar.

Para que os podáis hacer una idea de las visitas y como gestionarlas, primero os damos un planning e itinerario general, después os contamos los imprescindibles que ver cada día y por último os damos un mapa con los puntos de interés y consejos para visitar Estambul.

Itinerario para ver Estambul en 3 o más días

En este itinerario por la ciudad turca, hemos condensado las visitas más importantes en 3 días, y además hemos optimizado el recorrido para hacerlo todo a pie y con transporte público.

  • Día 1 (Visitas 1 a 10): El primer día nos centraremos en visitar Sultanahmet y los principales símbolos de la ciudad, comenzando por Santa Sofia y el Palacio Topkapi, la Mezquita Azul, las mezquitas más interesantes del barrio, el Gran Bazar y acabando con la puesta de sol desde el puente Gálata.
  • Día 2 (Visitas 11 a 17): El segundo día comenzaremos conociendo la Cisterna Basílica, el Mirador de Piere Loti, el barrio de Balat y terminamos el día en la zona asiática en el barrio de Uskudar para ver la puesta de sol.
  • Día 3 (Visitas 18 a 26): La primera parada del tercer día nos lleva a visitar la Pequeña Santa Sofia, tras lo cual recorreremos el Bazar de las Especias, continuaremos cruzando el Puente de Gálata, para llegar al barrio de Beyoğlu y la famosa Torre Gálata. Seguidamente recorreremos la calle comercial Istiklal hasta la Plaza Taksim, desde donde iremos al Palacio Dolmabahce, para acabar el día visitando la preciosa mezquita de Ortakoy al atardecer.

Uno de los factores para tener en cuenta para ajustar vuestro recorrido es que los viernes es día santo para los musulmanes, por lo que deberéis evitar la visita a Sultanahmet y las mezquitas coincidiendo con este día, ya que los horarios de visita a muchas mezquitas se ven alterados por el rezo del viernes.

Mezquita de Sokollu

También de suma importancia es que, desde nuestro punto de vista, la mejor zona para alojarse es Sultanahmet, ya que podremos acceder a los principales puntos de interés a primera hora sin tener que perder mucho tiempo. Más abajo os damos recomendaciones de alojamiento.

26 imprescindibles que visitar en Estambul

Una vez conocida la ruta que os hemos propuesto, os vamos a detallar las visitas imprescindibles a realizar en Estambul.

1. Santa Sofia (Hagia Sophia)

Si hay un símbolo que todo el mundo asocia a la ciudad de Estambul ese es Santa Sofia. La que fuera la iglesia más importante de Constantinopla, construida en el año 537 d.C. y símbolo del Imperio Bizantino, es uno de los monumentos más espectaculares del mundo.

Santa Sofía desde el parque Sultanahmet

 

Sus 1500 años de historia, la huella dejada en ella por cristianos, ortodoxos y musulmanes, convirtieron a la hoy Gran Mezquita de Santa Sofía (Ayasofya-i Kebir Cami-i Şerifi) en Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1985.

Interior de Santa Sofia, Estambul

La construcción de la enorme cúpula de 56 metros de alto y el imponente tamaño de toda la construcción convirtió a Santa Sofia en la catedral más grande del mundo durante casi 1000 años, hasta la construcción de la Catedral de Sevilla que la superó.

Transformada a mezquita en el siglo XV tras la toma de Estambul por el Imperio Otomano, la mezcla de estilos arquitectónicos y de decoración cristiana e islámica la convierten en joya única.

Desde 1935 hasta 2020, Santa Sofía fue secularizada y convertida en museo, pero en 2020, el presidente turco Erdogan y el Consejo de Estado, firmaron un decreto por el que Santa Sofía pasaba de nuevo a ser una mezquita y a usarse como tal, algo que ha causado mucha controversia a nivel internacional, y miedo porque se perdieren los mosaicos cristianos que quedan en la antigua catedral. Aunque por ahora se siguen manteniendo y durante la oración, se cubren algunos de ellos.

Entrada y visita a Santa Sofia

Desde el 15 enero de 2024, para visitar la actual, Mezquita de Santa Sofia, los extranjeros tienen que comprar una entrada cuyo coste son 25 euros por adulto y gratuita para menores de 8 años.

Lámparas de Santa Sofia, Estambul

Según dicen, esta nueva normativa se ha instaurado para la preservación y mantenimiento del monumento, el cual se ve sometido a una enorme presión turística. Además, los visitantes ya no podrán acceder a la zona de rezo de la mezquita en el piso inferior, sino que directamente comenzarán la visita en el piso segundo.

Para visitar Santa Sofia deberéis comprar las entradas de manera presencial en las taquillas ubicadas junto a la Fuente del Sultán Ahmed III, junto al acceso al Palacio Topkapi. Tenéis la ubicación indicada en nuestro Mapa de Estambul.

Nuestro consejo es que lleguéis a primera hora, entre las 8:15 u 8:30, las taquillas abren a las 9:00 horas, y comencéis a hacer cola. Por cierto, si vais dos personas, una que se quede en la taquilla, y la otra se dirija justo en frente a la puerta de acceso, donde también hay que entrar por orden.

2. Mezquita Azul (Sultanahmet Camii)

Enfrentada e intentando superar en belleza a Santa Sofia encontramos la impresionante Mezquita Azul o Mezquita del Sultán Ahmed, se construyó a inicios del siglo XVII, por orden del Sultán Ahmed I con la intención de hacerle sombra o al menos rivalizar con Santa Sofia.

La Mezquita Azul de Estambul

Con este fin se construyeron 6 minaretes, algo que provocó bastantes suspicacias ya que son los mismos con los que contaba, hasta ese momento, la propia mezquita de La Meca.

La Mezquita Azul destaca además de por sus minaretes, por su enorme cúpula de más de 40 metros de altura, los más de 20000 azulejos azules que decoran dicha cúpula y el resto de los techos de la mezquita, así como por las casi 300 vidrieras interiores decoradas con piedras preciosas.

Vidrieras de la Mezquita Azul de Estambul

Más allá de si es o no, más impresionante que Hagia Sofia, lo que si es cierto es que es realmente bonita, y su visita, gratuita, hace que cientos de miles de personas la visiten todos los años.

La mezquita abre a las 8:30 y se puede visitar durante todo el día salvo a la hora de los rezos. En nuestro caso la pudimos visitar sin hacer colas, a pesar de ser los días de celebración tras el Ramadán. Como en todas las mezquitas que visitéis, se requiere un decoro en la vestimenta, entrar descalzo, y las mujeres deberán llevar cubierta la cabeza, hombros y rodillas.

Patio de la Mezquita Azul de Estambul

Entre Santa Sofia y la Mezquita Azul, encontramos el Parque de Sultanahmet, desde donde se tienen unas vistas preciosas de las dos, y más si lo visitáis a primera hora de la mañana.

En uno de los lados de la Mezquita Azul, encontraremos el Hipódromo de Estambul (ver mapa), bueno, o el lugar donde se situaba, y en el que podemos contemplar todavía el Obelisco Egipcio, la Columna de Constantino, la Columna Serpentina o la Fuente Alemana.

3. Palacio Topkapi

La tercera visita del día podría ser al Palacio Topkapi, centro del poder Otomano y construido a mediados del siglo XV por el Sultán Mehmed II. Este enorme complejo de edificios, patios y jardines ocupa una enorme extensión de aproximadamente 700.000 m², y su visitar os puede llevar 3 o 4 horas, dependiendo de vuestro gusto por el arte.

En nuestro caso, optamos por no visitarlo, porque al ser los días de celebración después del ramadán tenía entrada gratuita para los turcos, y estaba a tope. De todos modos debéis tener en cuenta el elevado coste de la entrada para los extranjeros, 1500 liras, unos 45 euros aproximadamente. En caso de que queráis visitarlo, lo encontraréis abierto de 9 a 18 horas.

Proseguiremos con las visitas del primer día, poniendo rumbo a pie dirección al Gran Bazar, visitando una preciosa mezquita medio escondida.

4. Mezquita de Nuruosmaniye (Nuruosmaniye Camii)

La Mezquita de Nuruosmaniye, también conocida como Mezquita de la Luz de Osmán, hace honor a su nombre por las preciosas vidrieras y la luz que ilumina su interior. Del mismo modo, y a pesar de estar situada justo al lado del Gran Bazar, destaca la tranquilidad, ya que poca gente la visita.

Mezquita de Nuruosmaniye, Estambul

Construida en estilo barroco otomano durante mediados del siglo XVIII, además de disfrutar del interior de la mezquita, cuenta con un precioso patio.

Interior Mezquita Nuruosmaniye

5. Gran Bazar (Kapalı Çarşı)

Desde la propia mezquita saldremos a una de las puertas más famosas de acceso al Gran Bazar, conocida como la Puerta de los Espadachines, la cual se dice que es la más antigua del Gran Bazar y data del año 1461.

Puerta de Los Espadachines del Gran Bazar de Estambul

El Gran Bazar es un enorme zoco como encontramos en otras ciudades del mundo, pero seguramente este sea el más conocido del mundo debido a su enorme extensión de más de 40.000 m², y con cerca de 4000 tiendas distribuidas en más de 60 calles.

Calle principal del Gran Bazar de Estambul

A pesar de su historia, que se remonta al siglo XV, y que en su día era un lugar donde se concentraban los diferentes artesanos distribuidos por zonas, siendo un gran mercado donde se abastecían los ciudadanos, hoy en día, la gran mayoría de tiendas han derivado más hacia el turismo, exceptuando algunas zonas, con lo que ha perdido parte de su esencia.

Con esto no queremos decir que no sea una visita interesante, sino que no esperéis “gran autenticidad”… pero, no quita, para que merezca una visita sin rumbo, os perdáis por sus calles más apartadas y negociéis para traeros algún recuerdo, como las típicas lámparas de cristal de colores.

Lámparas de colores en el Gran Bazar

6. Mezquita de Beyazid (Beyazıt Camii)

En el otro lado del Gran Bazar encontramos la Mezquita de Beyazid o Mezquita de las Palomas, construida a principios del siglo XVI tomando como referencia arquitectónica Santa Sofia, con una cúpula central sostenida por cuatro pilares.

Patio interior de la Mezquita Beyazid, Estambul

Su interior es realmente interesante y cuenta con preciosas caligrafías de Seyh Hamdullah, uno de los calígrafos más importantes del arte islámico. Como el resto de las mezquitas su acceso es gratuito y la encontraréis prácticamente vacía, algo que hace que su visita sea totalmente recomendada.

Mezquita Beyazid Estambul

Junto a la mezquita encontramos la imponente Plaza Beyazit, que da acceso a la Universidad de Estambul.

Puerta de acceso a la Universidad de Estambul

7. Mezquita de Suleiman (Süleymaniye Camii)

Bordeando el recinto de la universidad y en un corto paseo llegaremos a la imponente Mezquita de Suleiman, situada sobre una de las colinas de la ciudad de Estambul, y que le otorga unas preciosas vistas sobre el Bósforo, el Cuerno de Oro y el barrio de Beyoglu, con la Torre Gálata como referente.

Vistas desde la Mezquita de Suleiman, Estambul

Construida entre 1550 y 1557 por orden del Sultán Solimán I, conocido como “El Magnífico”, con intención de rivalizar, como no, con Santa Sofia, en este caso se empleó el estilo arquitecto imperial Mimar Sinan de origen armenio/griego o turco ortodoxo, en el que destaca las líneas simétricas y las formas racionales.

Patio interior de la Mezquita de Suleiman de Estambul

Lo que está claro es que es una de las mezquitas más bellas de la ciudad, con poco que envidiarle a Santa Sofia o la Mezquita Azul, y con uno de los interiores más impresionantes de entre las mezquitas principales, por su enorme tamaño interior y su luminosidad al estar situada en lo alto de la colina.

Luminoso interior de la Mezquita de Suleiman

8. Mezquita de Rüstem Paşa (Rüstem Paşa Camii)

Nuestros pasos nos llevarán hacia Eminönü, junto al Bosforo, donde, literalmente escondida, muy cerca del Bazar de las Especias, encontraremos esta pequeña mezquita con complicado acceso.

La preciosa mezquita Rustem Pasa, Estambul

Para que no os la perdáis, en nuestro mapa turístico de Estambul os hemos colocado justo su lugar de acceso. Desde la pequeña placeta que os indicamos, podréis ver unas escaleras que suben directamente la Mezquita de Rüstem Paşa.

El patio de la mezquita es un remanso de paz en estas calles comerciales de locura, pero lo que de verdad sorprende es el precioso interior, decorado en tonos azules y con unas enormes vidrieras que dan luz a la mezquita.

9. Puesta de sol en el Puente de Gálata

El día habrá sido bastante duro, y si os dais cuenta, lo hemos hecho todo a pie. Pero aun nos quedan un par de cosas totalmente imprescindibles en Estambul, entre ellas la puesta de sol en un lugar muy especial.

Puesta de Sol en Estambul desde el Puente Galata

Desde la Mezquita de Rüstem Paşa cruzaremos la calle para llegar a los muelles junto al Puente Gálata. En la zona izquierda, mirando hacia la Torre Gálata, encontraremos los famosos puestos donde preparan los bocadillos de caballa, su olor los delatará.

Nuestra recomendación para probarlos es que no lo hagáis en estos puestos, sino que vayáis al primer restaurante del lado inferior izquierdo del puente (os lo indicamos en el mapa), está lleno de gente local y es menos turístico, además están espectaculares.

Pero al Puente Gálata venimos a disfrutar de una de las puestas de sol más impresionantes de Estambul, para ello, continuaremos andando por la parte inferior del lado izquierdo del puente, hasta llegar al último restaurante y a una plataforma que hace las veces de mirador, y te obliga a subir a la parte superior.

La impresionante puesta de Sol desde el Puente Galata, Estambul

Desde esta plataforma, o desde una terraza que tiene el último restaurante, llamado Fish Port, justo en el rincón, se puede disfrutar de una cerveza o cualquier otra bebida, viendo ponerse el sol tras la colina de la Mezquita de Suleiman. Os podemos asegurar que es uno de los espectáculos más bellos de la ciudad.

Para terminar el día, y justo al lado del puente, visitaremos una mezquita más, en este caso con la preciosa iluminación nocturna.

10. Mezquita Nueva (Yeni Cami)

Esta mezquita, que a pesar de conocerse como nueva, fue construida a principios del siglo XVII, cuenta con una posición de excepción, justo al borde del Cuerno de Oro, al lado del Puente de Gálata y del Mercado de las Especias.

Mezquita Nueva de Estambul

Con una cúpula principal de 36 metros de altura y un enorme patio monumental, cuenta con una delicada decoración interior con azulejos azules, verdes y blancos de İznik.

El patio de la Yeni Cami, o Mezquita Nueva de Estambul

Tras esta visita, daremos por finalizado el día, y buscaremos un lugar para cenar. En caso de que necesitéis transporte público, justo al lado tenéis el Tranvía nº 1, parada Eminönü, que os puede llevar hacia Sultanahmet, o dirección Beyoğlu o Karaköy.

11. Cisterna Basílica (Yerebatan Sarnıcı)

Comenzaremos nuestro segundo día por Estambul en otro de los monumentos más importantes de la ciudad, la Cisterna Basílica, la mayor cisterna de la ciudad, construida en época bizantina, en el año 532 por orden del Emperador Justiniano.

Cisterna Basílica, Estambul

Esta enorme cisterna, construida para proveer de agua al Gran Palacio de Constantinopla y posteriormente al Palacio Topkapi, tiene unas dimensiones aproximadas de 143 por 65 metros y se dice que podía albergar entre 80 y 100.000 m³ de agua.

Abierta al turismo desde finales de los años 80, el techo está sustentando por 336 columnas de mármol, colocadas en 12 filas de 28 columnas de unos 9 metros de altura. Las columnas son de estilo jónico, corintio y dórico, y las más destacadas son dos de las columnas que cuenta con una base con una escultura en forma de una cabeza de Medusa.

Cabeza Medusa en Cisterna Basílica

La visita se realiza por libre siguiendo un recorrido y la iluminación de la cisterna va variando de colores para realzar la construcción. También veremos algunas esculturas que han sido situadas por la instalación.

Abierta de 9 a 22 horas, os recomendamos que, primero, compréis la entrada en su página web, y después, a pesar de ello, estéis sobre las 8:30 para no hacer mucha cola, ya que aun así hay que guardar turno para acceder, ya que la entrada se compra para el día en concreto, pero sin horario.

El precio de la entrada de 9 a 18:30 son 800 TL, y de 19:30 a 22:00 horas, 1.300 TL, ya que se realiza una especie de espectáculo nocturno. En cuanto a antelación para comprarlas, nosotros las compramos el día de antes online sin problema, pero si tenéis claro el día que la vais a visitar, podéis hacerlo anticipadamente y más si es en épocas de máximo turismo.

Para nuestra siguiente parada tenemos dos opciones, o coger el Tranvía nº 1 en la parada de Sultanhamet, o ir a pie dando un pequeño paseo, nosotros decidimos hacerlo de ésta última forma.

12. Bazar de las Especias (Mısır Çarşısı)

El Bazar de las Especias o Bazar Egipcio como también es conocido, es uno de los bazares más antiguos de la ciudad, y se encuentra situado en el barrio de Eminönü, justo al lado de la Mezquita Nueva.

El Bazar de las Especias, Estambul

Originario del siglo XVII se trata de un bazar con una zona más orientada a la venta de especias y otra parte donde se venden diferentes productos, incluso puertos exteriores donde se venden plantas y otros productos que nada tienen que ver con las especias.

Puesto de especias, Bazar Egipcio de Estambul

13. Sirkeci, la estación del Orient Express (Sirkeci Tren Garı)

Aprovechando su cercanía, os aconsejamos que os acerquéis a visitar la Estación de Sirkeci, conocida por ser la estación donde terminaba su recorrido el mítico tren Orient Express, que partía desde Paris para terminar su recorrido en ésta estación de Estambul.

Sirkeci, la estación del Orient Express de Estambul

Construida a finales del siglo XIX y en estilo otomano, cuenta con un edificio con una bella fachada y un hall interior que nos traslada a la leyenda del famoso tren.

Desde la estación y cruzando a los muelles, proseguiremos caminando paralelos al Cuerno de Oro, pasando el Puente de Gálata para llegar a la parada Eminönü del tranvía nº 5, que nos llevará a nuestro próximo destino.

14. Pierre Loti, uno de los miradores más llamativos de Estambul

Para llegar al mirador Pierre Loti, y su famosa cafetería con vistas, deberemos bajarnos en la parada Eyüpsultan Teleferık del tranvía nº 5. Tras cruzar la calle, cogeremos el teleférico Eyüp Teleferik, que nos llevará al mirador.

Pierre Loti Estambul

El Café Pierre Loti se ha convertido en uno de los miradores más famosos de la ciudad y muchas personas llegan todos los días hasta él a tomar algo y disfrutar de las vistas del Cuerno de Oro. Dicen que la mejor hora es al atardecer o por la mañana temprano, como lo visitamos nosotros.

Tras tomar algo, podéis o descender en teleférico de nuevo la colina, o bajar por el serpenteante camino del cementerio musulmán que hay en la colina, algo que os aconsejamos, nosotros somos de visitar cementerios… y éste, nos pareció bastante curioso e interesante.

Volveremos a la parada del tranvía nº 5, para cogerlo en la dirección contraría hasta la parada de Balat

15. Balat, el barrio más colorido de Estambul

El barrio de Balat, era el barrio donde vivía la comunidad judía en Estambu y se ha convertido es un punto de atracción para el turismo debido a sus preciosas casas de colores y callejuelas.

Barrio de Balat, Estambul

Lo mejor, es perderse por el barrio, disfrutando de sus cafeterías pequeñas tiendas y boutiques, y de sus restaurantes, es como haber salido de Estambul. Aún así, en nuestro mapa de Estambul tenéis marcados los puntos más interesantes del barrio, como puede ser la calle Merdivenli Ykş, o el cruce de las calles Kiremit Cadesi y Usturumca.

El barrio estuvo durante muchos años abandonado y en decadencia, pero gracias a un programa de la Unesco para salvar su patrimonio histórico y conseguir conservar las casas de arquitectura otomana, se reconvirtió y hoy en día es uno de los puntos de interés de la ciudad.

Casas de colores en el barrio de Balat

El barrio de Balat hace frontera con el de Fener, de origen griego, y paseando podemos llegar a ver uno de los edificios más curiosos de la ciudad, el Colegio Ortodoxo Griego de Phanar.

Tras recorrer el barrio, pondremos rumbo al embarcadero de Fener, para nuestra siguiente visita.

16. Paseo en barco al atardecer por el Cuerno de Oro y el Bósforo

Pasear en barco por el Cuerno de Oro o el Bósforo es una de las actividades más demandadas en Estambul, así que podéis contratar una excursión como ésta, o hacer lo que nosotros os recomendamos… Desde el embarcadero de Fener podéis coger varías líneas de ferry local, como una especie de bus marítimo que conecta diferentes puntos de la ciudad y que es uno de los transportes públicos de Estambul más populares.

Barco por el Bósforo, Estambul

En nuestro caso, y como seguramente tras las visitas del día, ya será media tarde, cogimos la línea Haliç Hati o nº 5, que nos llevará dirección al Bósforo, pasando por debajo del Puente de Gálata, parando en Karaköy y cruzando el estrecho para llegar al barrio de Üsküdar en la zona asiática.

Este paseo es ideal, porque podéis como ver como va cayendo el sol a vuestra espalda, con las preciosas vistas de Eminönü, Beyoglu y la Torre Gálata.

Torre Gálata al atardecer desde el barco

Solo debéis controlar el horario del atardecer y los horarios del ferry, que los tenéis aquí. Aunque nuestra recomendación es que vayáis un poco antes de que llegue a ponerse el sol, para ver la puesta de Sol en nuestro siguiente destino.

Puesta de Sol desde barco en Estambul

17. Üsküdar y la puesta de Sol más famosa de Estambul

Si hay un lugar famoso por la puesta de Sol en Estambul, ese es el barrio de Üsküdar, en el lado asiático de la ciudad. Todos los días, miles de locales y turistas, recorren el muelle de costa del barrio, llegando hasta la llamativa Torre de la Doncella, desde donde se tiene una vista excepcional del atardecer.

Torre de la Doncella, barrio de Uskudar, Estambul

Como os hemos comentado antes, nosotros coincidimos con unos días de fiesta tras el Ramadán y el muelle estaba “a reventar”, o super animado, como queráis verlo. Cientos de familias y amigos esperando la puesta de sol, bailando, charlando y divirtiéndose, la verdad es que lo pasamos muy bien.

Tras la puesta de sol, podéis cenar en el barrio de Üsküdar, y posteriormente tenéis 2 opciones para volver a Sultanahmet o la zona donde estéis alojados. O bien coger otro Ferry de línea, ojo con los horarios, o bien coger el tren Marmaray B1, Halkali-Gebze, os explicamos como cogerlo en nuestro artículo de transportes de Estambul, que os cruzará el estrecho y os deja en la estación de Sirkeci, que habréis visitado por la mañana. Desde aquí, podéis coger el tranvía nº 1 o volver a pie hasta vuestro hotel.

18. Cisterna Nakkas

El tercer día en Estambul lo vamos a comenzar visitando una cisterna, y además de manera gratuita. En Estambul hay muchas cisternas, y las que se suelen visitar son de pago y además a precios elevados, pero existe una que es gratuita, la Cisterna Nakkas.

Recibe el nombre de la tienda de alfombras Nakkas, debajo de la cual encontramos esta cisterna de la época bizantina que ha sido restaurada con fondos de la ciudad, y por ello, el acceso es gratuito y no os tiene que dar reparo entrar a la tienda y bajar las escaleras que llevan a ella. Es una buena opción para ver otra de estas estructuras de camino a nuestra siguiente parada.

19. La pequeña Santa Sofia, la Iglesia de San Sergio y San Baco (Küçuk Ayasofya Camii)

Sobre la base de la antigua Iglesia Ortodoxa de San Sergio y San Baco, encontramos hoy la llamada Pequeña Santa Sofia, convertida en la mezquita Küçuk Ayasofya Camii, con la llegada de los otomanos.

La Pequeña Santa Sofia, Estambul

Este edificio de la época bizantina se cree que fue la inspiración para la construcción de Santa Sofia, de ahí el nombre que recibe. De hecho, si os fijáis bien, veréis que el estilo arquitectónico, en menor tamaño obviamente, es el mismo y recuerda mucho a ella.

Interior de la Pequeña Santa Sofia

La verdad es que independientemente de su parecido exterior, la Pequeña Santa Sofia cuenta con un precioso y llamativo interior y suele estar vacía, a pesar de encontrarse a menos de 10 minutos andando de la Mezquita Azul.

20. Mezquita de Sokollu Mehmet Pasha (Sokullu Mehmet Paşa Camii)

Situada muy cerca de la anterior, la Mezquita de Sokollu, es otra de esas mezquitas menos conocidas de la ciudad pero que realmente merece ser visitada. Además, si tenéis suerte, estaréis solos como en nuestro caso.

Mezquita de Sokollu, Estambul

Nos pareció de las mezquitas más tranquilas y bonitas de Estambul, se encuentra sobre una pequeña colina, cuenta con un precioso patio y una decoración interior realmente soberbia. No dudéis en visitarla tras conocer la pequeña Santa Sofia.

Interior de la Mezquita Sokollu Mehmet Pasha

Tras conocer esta mezquita, volveréis a decidir, o caminar o coger el tranvía nº 1 hasta la parada de Eminönü. En nuestro caso, somos de caminar, y aprovechamos para volver a pasar por el Gran Bazar y el Bazar de las Especias, de camino a Eminönü.

21. Puente de Gálata (Galata Köprüsü)

Sin lugar a duda el Puente de Gálata es el más famoso de la ciudad, el puente de los pescadores, el puente que todo el mundo cruza varias veces durante su visita a Estambul. Os hemos recomendado que os bajéis en la parada de Eminönü porque este puente hay que cruzarlo sí o sí a pie, para disfrutar de las vistas que nos ofrece de la ciudad, ya que conecta la zona vieja de Estambul, con la zona nueva.

Pescadores sobre el Puente Gálata con la Mezquita de Suleiman al fondo

Una de las cosas más curiosas del puente son los cientos de pescadores que encontrarás a todas horas del día, ¿puede ser que vinieran con el puente cuando lo construyeron??

Tanto un lado como el otro del puente ofrecen panorámicas muy interesantes, la Torre de Gálata, la Mezquita Nueva, el Cuerno del Oro, la Mezquita de Suleyman… Al finalizar el puente, dirección Beyoglu o Karaköy, en su lado izquierdo, os encontraréis un curioso mercado de pescado. Si como nosotros sois de visitar mercados, os recomendamos que os paséis, es interesante y podéis comeros un bocadillo de caballa.

22. Beyoglu, la Torre Gálata y Street Art

Desde el propio puente podréis comenzar a callejear por el barrio de Beyoglu, que esconde rincones realmente pintorescos, calles preciosas y lugares de visita realmente interesantes. El monumento más importante es la omnipresente Torre Gálata, que con sus casi 70 metros de altura y su posición sobre una colina es visible desde gran parte de la ciudad.

La impresionante Torre Gálata, Estambul

Esta torre se puede visitar, disponiendo de un mirador a unos 50 metros de altura, aunque en nuestra visita estaban de obras de reforma y estaba cerrado.

El barrio de Beyoglu nos sorprendió mucho por sus callejuelas y casas históricas, pero lo que más nos llamó la atención fueron los murales de arte urbano que fuimos encontrando, son un gran contraste con la gente que vas encontrando por la calle.

Mural de arte urbano en Beyoglu, Estambul

Como amantes del Street Art y de cómo su integración en algunas zonas de ciudades sirve para la atracción al turismo, quedamos encantados con las muestras que encontramos, además de disfrutar de las preciosas calles de la colina donde se encuentra el barrio.

Calle de Beyoglu, Estambul

En caso de que no queráis subir a pie la colina hasta la torre Gálata, podéis coger el Funicular Karaköy-Beyoğlu, conocido como el Funicular Tünel, que según parece es el transporte suburbano más antiguo del mundo, solo por detrás del metro de Londres.

23. Calle Istiklal y Plaza Taksim

La calle Istiklal Caddesi es la avenida comercial más famosa de Estambul, y partiendo desde cerca de la Torre Gálata, llega a conectar con la Plaza Taksim. A lo largo de esta calle encontraréis infinidad de comercios, tiendas, restaurantes y muchos lugares para poder llevaros algún recuerdo de la ciudad. En algunas bocacalles que cruza con Istiklal encontraréis puestos a modo de mercadillo también.

El elemento más simbólico de la calle Istiklal es el tranvía histórico Taksim – Tünel, que recorre la calle arriba y abajo desde el funicular hasta la plaza Taksim.

El tranvía histórico recorriendo la calle Istiklal

Uno de los edificios más llamativos que encontraréis en vuestro paseo por la calle es la Iglesia de Santa Antonio de Padua, una iglesia católica con un precioso edificio de estilo neogótico de principios del siglo XX.

Taksim es la plaza más importante de la ciudad donde se suelen celebrar eventos importantes, manifestaciones, etc., pero también una amplia plaza flanqueada de comercios, restaurantes y hoteles.

Plaza Taksim, Estambul

En la misma plaza cogeremos el funicular F1 – Taksim-Kabatas (Füniküler Hattı), que nos llevará hasta orillas del Bósforo, para ir dando un paseo hacia el norte, hasta nuestro siguiente destino.

24. Palacio Dolmabahce (Dolmabahçe Sarayı)

El precioso Palacio Dolmabahce, asomado al Bósforo fue el palacio al que se trasladaron los sultanes desde Topkapi a mediados del siglo XIX. Con una enorme extensión entre los edificios y los jardines que supera los 15.000 m² y con sus casi 300 habitaciones, se dice que el lugar más llamativo es el Salón del Trono.

Al igual que con Topkapi, decidimos no visitarlo, por la gran cantidad de gente que había. Su entrada es de 1050 LT, algo más 30 euros por persona.

En nuestro caso, tras rodearlo, cogimos un ferry en el embarcadero de Beşiktaş, para llevarnos a nuestra última visita del día, Ortaköy. Para ello, podemos coger dos líneas o la línea Rumeli Kavagi – Eminönü Hatti, o la línea Ortaköy – Beşiktaş – Eminönü.

Podéis llegar en bus, pero os recomendamos que lo hagáis por mar, otro paseo precioso en barco con un final ¡impresionante!

La Mezquita de Ortakoy desde el barco

25. La preciosa Mezquita de Ortaköy (Büyük Mecidiye Camii)

Si hay una mezquita que destaca por su belleza, pero sobre todo por su ubicación, esa es la Mezquita de Ortaköy, o Mezquita de Mecidiye, quizás una de las mejores postales de Estambul. Situada al borde del Bósforo, esta preciosa mezquita fue construida en estilo neobarroco otomano a mediados del siglo XIX con piedra blanca y con una única cúpula central.

Mezquita de Ortakoy, una de las imágenes más bellas de Estambul

Su excepcional ubicación, unida a su belleza, la han convertido en una de las imágenes más icónicas de la ciudad, sobre todo al atardecer y con el puente que cruza el Bósforo a sus espaldas.

Os aconsejamos llegar a última hora de la tarde, y disfrutar de las vistas de la mezquita y de su interior. Tras ello, es conveniente recorrer las animadas calles alrededor de la mezquita, donde se monta un mercadillo, y esperar a que caiga el sol en este precioso lugar.

Interior de la Mezquita de Ortakoy

26. Despedida de Estambul con un paseo en barco nocturno

Tras disfrutar de la puesta del Sol en Ortaköy, cerraremos nuestro viaje a Estambul con un paseo en barco de vuelta a Eminönü desde Ortakoy. Para ello, volveremos a coger una de las dos líneas de ferry local, o la línea Rumeli Kavagi – Eminönü Hatti, o la línea Ortaköy – Beşiktaş – Eminönü, pero en este caso dirección Eminönü.

Durante el trayecto en barco por el Bósforo podremos disfrutar de una excepcional imagen de la Mezquita de Ortaköy y el puente sobre el Bósforo con la iluminación nocturna.

Paseo barco noche Ortakoy

Tambié del perfil moderno del lado europeo, con el Palacio Dolmabahce, la Torre Gálata y el puente. O llegando a Eminönü, el bonito perfil de la zona antigua, con la Mezquita Nueva, la Mezquita de Suleiman y el resto de los puntos de interés iluminados.

Como veis, Estambul tiene mucho que ofrecer, y aquí solo os hemos esbozado un planning para 3 días, pero quedaría muchos más por conocer, barrios completos como Üsküdar o Kadiköy en el lado asiático, el barrio de Fatih o Karaköy, y cientos de mezquitas, monumentos, cisternas y lugares por descubrir.

Info útil y consejos para visitar Estambul

Tras conocer los puntos de interés, solo nos queda ofreceros información completaría y consejos para vuestra visita a la antigua Constantinopla.

Mapa turístico de Estambul

En el siguiente mapa os detallamos los puntos de interés turístico que visitar en Estambul, organizados para los 3 días, además de paradas de tranvía, de ferry y restaurantes recomendados.

¿En qué barrio alojarse en Estambul?

Para nosotros está claro, Sultanahmet es el lugar ideal para alojarse ya que nos facilita las visitas dada su cercanía a los monumentos más importantes. El barrio antiguo de Estambul nos ofrece la posibilidad de pasear entre Santa Sofia y la Mezquita Azul a primera hora de la mañana prácticamente solos, y además, podremos ir a pie a la mayor parte de puntos de interés como el Palacio Topkapi, el Gran Bazar, la Cisterna Basílica o el Bazar de las Especias…

Sultanahmet , Estambul

Hay muchos alojamientos en esta zona, de diferentes rangos de precios, por lo que no tendréis problema en encontrar algo que se adapte a vuestro presupuesto. Aquí tenéis una selección de los mejores.

Otras zonas interesantes para alojarse en Estambul pueden ser:

  • Taksim: El centro neurálgico de la Estambul moderna, Taksim es famoso por su bulliciosa calle Istiklal, llena de tiendas, restaurantes y cafés. También ofrece una buena vida nocturna y está bien conectado con el resto de la ciudad.
  • Beyoglu: Ubicado en la parte norte del Cuerno de Oro, Beyoglu ofrece un ambiente más bohemio y artístico. Cuenta con calles empedradas, cafés acogedores y una impresionante vista de la ciudad, con la Torre Gálata como principal punto de interés.
  • Karaköy: Este antiguo barrio portuario está en auge y se ha convertido en un lugar de moda para jóvenes profesionales y artistas. Ofrece una gran variedad de restaurantes, bares y tiendas de diseño.
  • Beşiktaş: Este barrio costero alberga el Palacio Dolmabahçe y el estadio Vodafone Park del Besiktas JK. Ofrece un ambiente exclusivo y unas vistas impresionantes del Bósforo.
  • Kadiköy: Situado en el lado asiático de la ciudad, Kadiköy tiene un ambiente más tranquilo y relajado que la parte europea. Es un buen lugar para experimentar la vida cotidiana de los locales y disfrutar de las vistas de la ciudad desde el otro lado del Bósforo.

¿Cómo moverse por Estambul?

Creemos que Estambul debe recorrerse a pie, ya que así podréis disfrutar de cada rincón, cada pequeña mezquita escondida, cada café o tiendecita donde encontrar a la gente local, pero dada la extensión, deberemos usar algo de transporte público.

Tranvía nº 1 Estambul

Los transportes más utilizados son el tranvía nº 1, que conecta Sultanahmet cruzando el Puente Gálata con Karaköy, y el tranvía nº 5, para poder llegar barrios como Eyup y el mirador de Pierre Loti, o al pintoresco Balat.

Además, no podéis olvidaros de los ferris locales, que a modo de barco bus recorren el cuerno del oro o el estrecho del Bósforo y os permitirán desplazaros y disfrutar de unas excepcionales vistas.

Así que, comprar una Istanbulkart, recargarla tal cual os explicamos en este artículo, y disfrutar del transporte público de Estambul y de la facilidad de moverse por la ciudad.

¿Dónde y qué comer en Estambul?

Como os podéis imaginar, en una ciudad tan enorme, encontraréis miles de lugares para comer. Aquí podríamos haber dicho, os vamos a recomendar los mejores restaurantes de Estambul, pero, no sería cierto, porque no los hemos probado todos. Lo que si podemos es recomendaros, de entre los que hemos probado, los que nos han gustado, y recomendaros platos que no os debéis perder.

Bocadillo de Caballa, Estambul

Uno de los platos más típicos sería sin duda el bocadillo de caballa (Balik Ekmek) en el restaurante en el puente Gálata del que os hablábamos más arriba. Es cierto que lo encontraréis en muchos lugares, solo fijaros en que estén especializados y no paren de venderlos, os aseguraréis la frescura.

Algo muy típico por la calle son también los puestos de mazorcas de maíz asadas o de castañas, si es época, los veréis en muchos lugares y siempre hay gente haciendo cola para comprarlas.

Puesto mazorcas de maíz Estambul

Obviamente uno de los platos que encontraréis por todos lados será el famoso Kebap y el Döner, platos omnipresentes en todas las cartas. También interesantes son el Köfte, una especie de albóndigas, los humus, el Pide y Lahmacun, podríamos decir que son como unas pizzas a lo turco, o el Börek, una pasta hojaldrada rellena de queso.

Comida típica de Estambul

En cuanto a bebidas, además de los típicos tés y café turco, podéis probar el Ayran, una especie de yogur acuoso y salado con el que se acompaña la comida, o la bebida alcohólica turca más famosa, el Raki.

Para probar todos estos platos os recomendamos el restaurante Bitlisli, el Turgut Kebab Restaurant, el Turkish Cuisine o el Kavurmacı Goze, todos indicados en nuestro mapa.

Y para los dulces, no podéis de dejar de probar las Lokum, o delicias turcas, el Künefe, o los imprescindibles Baklava, ideal para llevaros incluso de souvenir, comprándolos en una de las pastelerías de Hafiz Mustafá, que cuentan con más de 1000 años de historia.

Comprando Baklava en Hafiz Mustafá, Estambul

No podía haber despedida más dulce para este recorrido por Estambul, esperamos que vuestra visita a la ciudad sea tan bonita como lo fue la nuestra, y no dudéis en preguntarnos cualquier duda que tengáis.

 

Código ético: El contenido escrito en este blog es contenido original redactado por nosotros en el 99% de los casos. Hablamos de nuestras experiencias personales, sin la influencia de ninguna marca o empresa. Algunos artículos, que no todos, pueden contener enlaces de afiliación. Si se reserva o se compra algo a través de esos enlaces, se puede generar un ingreso para nosotros, sin incremento del coste al lector. Estos ingresos nos ayudan en el mantenimiento del blog, pero no condicionan lo que escribimos.

Deja una respuesta

Información Básica sobre Protección de Datos:

Responsable: Víctor J. Rodrigo

Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios

Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en mochilerosdospuntocero@gmail.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Información adicional: En la Política de Privacidad de Mochileros 2.0, encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal ,incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad, y otros temas.