Seguro para Escapadas

Cuando a una ciudad se la conoce con nombres tan imponentes como la Cúpula del Mediterráneo, la Perla de la Costa Blanca o la Villa Blanca, está claro que tiene algo especial. Si quieres conocer los imprescindibles que ver y hacer en Altea, acompáñanos en nuestro paseo por la Reina de la Marina Baixa.

Altea planes imprescindibles

Qué ver y hacer en Altea, 5 planes imprescindibles

Altea está situada en el norte de la comarca alicantina de la Marina Baja, cuenta con alrededor de 24000 habitantes, un extenso término municipal, y hace límite con la Marina Alta por medio de la imponente Sierra de Bernia.

Sierra de Bernia desde Altea

El perfil del municipio lo marca la Bahía de Altea, y su ubicación junto al mar mediterráneo, lo que la llevó a ser lugar de asentamiento para íberos, romanos, y a formar parte del Taifa o Reino de Denia, durante la época musulmana.

Rodeada por poblaciones tan interesantes de la Costa Blanca como Calpe, Benissa o la cercana Benidorm, su aire bohemio, y tranquilo, la hace completamente distinta al resto de ciudades turísticas de Alicante.

Por ello hoy, os contamos las visitas que consideramos indispensables, si queréis conocer Altea. Además más abajo os hemos preparado un mapa de Altea, con los lugares más interesantes a visitar.

1. Visitar Casco Antiguo de Altea

Sin lugar a dudas, el casco antiguo de Altea es de visita obligada, al ser el más bello de la provincia de Alicante.

Callejuela del Casco Antiguo de Altea

Ubicado sobre una pequeña colina y formado por calles que se entrecruzan, costeras, escaleras, casas de inmaculado blanco, miradores y placetas, el casco antiguo de Altea es el lugar ideal para perderse.

Para visitarlo, no hay nada mejor que coger su emblemática calle Costera del Mestre de la Música, y comenzar a subir por esas escaleras reviradas, con giros y bocacalles que nos van adentrando en la parte más bonita de Altea.

Costera Mestre Musica, Altea

En nuestro camino, encontraremos antiguos aljibes medievales, como el Molí de Bellaguarda, antiguo molino abastecido de agua en su día por la Sequia Blanca. Seguiremos nuestra subida, entre calles “cortadas” por escalera diagonales, y bonitos callejones que miran hacia el mar.

Vistas del mar entre las calles

Con tranquilidad, y parándonos en cada rincón, llegaremos a uno de los interesantes miradores que se asoman desde el Casco Antiguo, el Mirador del Portal Viejo (mirador del Portal Vell), el cual nos ofrece una preciosa panorámica de la zona norte de la bahía de Altea.

Vistas del Mirador del Portal Vell

Continuaremos la visita por el Carrer del Portal Vell, haciendo una pequeña parada para asomarnos al Carrer de l`Angel y el Carrer Sant Joan, con vistas al norte y a la Sierra de Bernia.

Seguidamente atravesaremos el Portal Vell (Portal Viejo), el cual nos introduce en una de las zonas más bonitas de la ciudad.

Arco del Portal Vell

Nos encontramos con una pequeña placeta, y un cruce de calles formado por la Calle Salamanca y la Calle Mayor.

Casco Antiguo Altea

Seguiremos nuestro ascenso por la Calle Mayor, con su característico y decorativo suelo empedrado.

Suelo empedrado de la calle Mayor

Llegaremos a lo alto de la colina, a la Plaza de la Iglesia, donde encontramos la Parroquia de Nuestra Señora del Consuelo, que crea el perfil característico de Altea, rallando el cielo con sus cúpulas azules.

Iglesia de Altea y sus cúpulas azules

Justo en frente de la puerta principal de la iglesia, encontramos un precioso balcón al Casco Antiguo, desde el que tenemos una interesante vista a las callejuelas que lo conforman.

Vistas desde la plaza

Al otro lado de la plaza, encontramos el Mirador de la Plaza de la Iglesia, o mirador Cronistas de España, el cual nos ofrece, en este caso, vistas a la zona sur de la bahía de Altea, con el Club Náutico de Altea en primer plano, y la playa del Albir y la Serra Gelada al fondo.

Mirador plaza de la Iglesia

Nuestra visita continúa callejeando por las calles que salen de la plaza, la calle Sant Josep, y la preciosa calle San Miguel, ésta última repleta de pequeños comercios, y con una de las vistas más conocidas de Altea y de su iglesia.

Calle San Miguel de Altea

Ponemos ahora rumbo hacia el mediterráneo, tomando como camino hacia el mar la Calle Santa Bárbara, donde vamos a encontrar dos nuevos miradores, el primero creado por el vacío dejado por una casa derribada.

El segundo, conocido con el nombre de El Mirador Blanco, está incluido en la parte renacentista del casco antiguo, y se encuentra ubicado en una preciosa plaza.

Vistas desde el Mirador Blanco

Ahora es momento dejarse llevar por las escaleras y cuestas que nos aproximan al mar, disfrutando de cada casa, cada cruce, cada estampa.

Nuestro recorrido acaba en el antiguo barrio de pescadores, donde hace años vivían las familias que dedicaban su vida al mar, y que hoy en día luce con luz propia.

Preciosa callejuela del Barrio de Pescadores

2. Recorrer el Paseo marítimo de Altea

Nuestra ruta nos habrá llevado al paseo marítimo de Altea, el cual comienza en el puerto de Altea, y llega hasta la nueva playa de Altea, discurriendo por la playa de la Roda.

Paseo marítimo de Altea

El paseo ofrece unas preciosas vistas de toda la costa y de la bahía de Altea, y está repleto de comercios y de restaurantes para disfrutar de la gastronomía.

Junto al paseo, encontramos la Oficina de Turismo de Altea, en la que podremos hacernos con información interesante de la localidad y nos podrán recomendar lugares interesantes de visita.

3. Conocer Altea la Vella

Altea la Vella, “Altea la Vieja” traducido del valenciano, es una pedanía de Altea, con orígenes en la época medieval, abandonada durante muchos años, y vuelta a repoblar en el siglo XVIII.

Altea la Vieja

Hoy en día es una tranquila pedanía con un bonito casco antiguo, con ciertas similitudes al casco antiguo de Altea, salvando las distancias por supuesto.

Altea la Vella está ubicada a unos 4 kilómetros de Altea, y no muchos turistas la visitan, ya que desconocen su existencia.

Se puede visitar en coche, o a pie siguiendo uno de los “Caminos de Altea”, de los que más tarde os hablaremos.

Rincón de Altea la Vella

La parte vieja de Altea cuenta con la interesante parroquia o Iglesia de Santa Ana, que forma el núcleo central de la pedanía. A su alrededor, encontramos varias calles realmente preciosas, por las que paseamos tranquilamente sin apenas gente.

4. Disfrutar de las Playas de Altea

Algo que no podía faltar en una visita a Altea son sus playas. Altea cuenta con 8 kilómetros de costa tranquila, debido a la bahía generada entre el Morro de Toix, al norte, y la Serra Gelada al sur.

Playa Mascarat, Altea

En esta extensión encontramos playas y calas para todos los gustos, pero en lo que todas ellas coinciden es que no son playas de arena, son todas de canto rodado, por ello, deberemos ir provistos de escarpines para el baño.

Aunque son muchas las playas disponibles, os vamos a hablar de las más populares.

  • Playa del Mascarat: Se trata de una de nuestras favoritas, situada a los pies de la punta del Mascarat, sus aguas son ideales para la práctica del snorkel.
  • Playa de la Olla: Situada entre los puertos Portet de l`Olla y Mar y Montaña, esta extensa playa, con casi 1 kilómetro, destaca por tener delante de ella un par de pequeñas islas, Illeta e Illot. Además, es famosa por celebrarse el Castell de l`Olla, castillo de fuegos artificiales que se tira desde el mar el sábado más cercano a San Lorenzo.
  • Playa de Cap Negret: Con dos kilómetros de extensión, desde la desembocadura del río Algar, dirección norte, esta extensa playa suele ser de las que menos afluencia tienen.
  • Playa de L`Espigó: Protegida por dos espigones, es la playa más tranquila de la localidad, además de encontrarse en el centro urbano.
  • Playa de La Roda: Se trata de la playa del paseo marítimo, en pleno centro de Altea, por lo que cuenta con una gran variedad de servicios a disposición del visitante.
  • Playa de Cap Blanch: Esta playa nos lleva desde el Club Náutico de Altea, hasta la playa del Albir, y es bastante frecuentada por su amplitud, y la calidad de sus aguas.

Además de estas playas principales encontramos pequeñas playas y calas, sobre todo en la zona norte, donde podremos disfrutar de mayor tranquilidad en caso de que la busquemos.

5. Descubrir los Caminos de Altea

Si nos gusta andar, y queremos conocer más a fondo el municipio de Altea, estamos de suerte, ya que desde el Ayuntamiento se han creado cinco itinerarios o rutas para recorrer los puntos de mayor de interés de la zona rural de Altea. Podéis verlos en el plano de Altea que os ponemos más abajo.

  • Ruta 1 (Verde): El Camino Real – Se trata de una ruta de menos de 3 kilómetros, que recorre el antiguo Camino Real, junto al mar, pasando por Cap Negret y playa de La Olla.
  • Ruta 2 (Roja): Altea la Vella – Este recorrido de algo más de 8 kilómetros recorre el Camí Fondo, conectando Altea con Altea la Vella, y discurriendo por interesantes espacios naturales y por la ribera del río Algar.
  • Ruta 3 (Azul): El Álgar y la Huerta de Altea – Ruta interesante por los espacios naturales por los que discurre, principalmente la partida de la Huerta de Altea.
  • Ruta 4 (Naranja): Quintanes y Barranquet  – La ruta, de 8 kilómetros y medio, recorre las partidas de Quintanes y Barranquet, pudiendo visitar antiguas ermitas y discurrir por un camino del Siglo XVII, el camino viejo de Alcoy.
  • Ruta 5 (Magenta): Cap Blanch y Els Arcs – En este caso, en algo menos de 7 kilómetros, y comenzando junto al mar, se recorren las partidas de Cap Blanch y el Planet, con puntos de interés como un par de ermitas, y los restos del acueducto romano.

Se puede acceder a la información completa de estas rutas desde el siguiente enlace.

Mapa de Altea

Para que podáis ubicar todos los puntos turísticos y de interés en la población de Altea, hemos elaborado un completo mapa:

Cómo llegar a Altea

Altea se encuentra muy bien comunicada con el resto de la provincia de Alicante, ya que podemos llegar a ella por la principal autovía que recorre la costa alicantina, la AP-7, o por la N-332.

Además, al ser una de las principales ciudades turísticas de la Costa Blanca, se encuentra bien comunicada por autobús, con ciudades como Benidorm, Alicante o Denia.

Pero quizás una de las formas más cómodas para llegar sea el TRAM Alicante, ya que la línea 9 del tranvía de Alicante, tiene hasta 4 paradas en el termino municipal de Altea, que son Altea, Garganes, Cap Negret y Olla de Altea, con las que podremos visitar casi cualquier punto de la ciudad. Podéis obtener toda la info sobre el tranvía en el siguiente enlace.

 

Deja una respuesta

Información Básica sobre Protección de Datos:

Responsable: Víctor J. Rodrigo

Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios

Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en mochilerosdospuntocero@gmail.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Información adicional: En la Política de Privacidad de Mochileros 2.0, encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal ,incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad, y otros temas.