1 de enero de 2015 – Año nuevo en Londres

Este año habíamos decidido pasar el fin de año, y los primeros días de año nuevo en Londres, queríamos ser unos españolitos comiéndose las uvas en el centro de Londres, pero primero que nuestro vuelo llego bastante tarde a Londres, y segundo que en el control de pasaportes parecía que regalaran algo….. Pues que llegamos muy tarde al centro de Londres, con lo que las uvas iban a tener que ser en otro momento, como ya os contaré. Así que después de tomar la gran cena de Nochevieja en una conocida cadenas de hamburgueserías en Victoria Station, cogimos el metro para ir a descansar al hotel.

 

El primer día del año 2015 amaneció nuboso y frío, pero no parecía que fuera a llover, así que una vez bien abrigados, nos dirigimos al metro donde habíamos quedado todo el grupo para comenzar las visitas del día.

 

En este viaje, a parte de los Mochileros 2.0, viajan con nosotros dos parejas de amigos, pero nos hemos tenido que partir para dormir, ya que no había sitio para todos en el mismo hotel (mi amigo el “argetinito” tardó en decidirse, aunque su mujer lo tenía muy claro), así que dos parejas dormíamos en un hotel, y otra “solita” con sus niños en otro.

Bueno, en fin, que salimos del hotel y nos fuimos al metro a esperar que María, Adrían y sus peques Sofia e Ignacio llegaran.


Una vez toda la tropa reunida nos fuimos en metro hasta la estación de Embankment, desde donde comenzaríamos las visitas del día.


El día de año nuevo en Londres está marcado por la cabalgata de año nuevo, conocida como London`s New Year Parade, se trata de un desfile que comienza a las 12:00 y termina en torno a las 15:30 horas.


Como hasta las 12 disponíamos de tiempo, decidimos comenzar el día dirigiéndonos a ver el cambio de guardia a caballo, conocido como Horse Guards Parade.  Se realiza en una gran explanada donde se realizan las celebraciones del cumpleaños de la Reina, junto a la avenida Whitehall y muy cerca de Downing Street.


El cambio de guardia se realiza todos los días por la Guardia de la Reina, a las 11:00 de lunes a sábado y a las 10:00 los domingos. De todos modos, es conveniente confirmar los horarios aquí.


El cambio de guardia al ser a caballo es muy llamativo, sobretodo para los niños, además al no tener tanta fama como el del Palacio de Buckingham no se producen esas aglomeraciones y se puede ver perfectamente llegando 15 o 20 minutos antes.

 

 

 

Como es de esperar quienes más disfrutaron fueron las 5 niñas e Ignacio, el pobre tiene que lidiar con todas.

Al salir, tenemos a un guardia montando que custodia el acceso al recinto.


Una vez terminado el cambio de guardia hemos ido subiendo por la avenida Whitehall hacia Trafalgar Square para ver la decoración navideña de la plaza. La plaza se encuentra presidida por un gran abeto de navidad. Esta tradición es debida a la decisión de Noruega de regalar un gran abeto en agradecimiento al apoyo de Gran Bretaña durante la Segunda Guerra Mundial.


La tradición se sigue repitiendo año a año desde 1947. Como parte de esta tradición, el alcalde de Westminster visita Oslo a finales del otoño para para presenciar la tala del árbol de unos 20 metros de altura, junto al alcalde de Oslo y el embajador Británico en Noruega. Posteriormente se traslada en barco y por carretera hasta Londres.


A la ceremonia de instalación y encendido de las luces del árbol de navidad, que significa el inicio de la navidad para muchos londinenses, acude el alcalde de Oslo.



Una vez en la plaza y junto al árbol de navidad nos hemos hecho las fotos de rigor, nos hemos comido las uvas a las 12 del mediodía, ya que la noche anterior no llegamos a tiempo al hotel para tomarnos las uvas y celebrar como todo “españolito” la entrada del 2015.


Al finalizar hemos dado un paseo por la famosa plaza de Trafalgar Square, que conmemora la Batalla de Trafalgar, que tuvo lugar el 21 de octubre de 1805, en la que los británicos vencieron a la armada española y francesa.



En la plaza tenemos varios monumentos, entre ellos la majestuosa Columna del Almirante Nelson,  construida en 1843 en honor a la muerte del almirante en la famosa batalla. La estatua mide 5,5 metros y se sitúa sobre una columna de 46 metros de altura. En la plaza encontramos también varias estatuas de personajes célebres. En la zona norte de la plaza encontramos la National Gallery.


Desde aquí nos hemos ido a buscar un hueco junto a la valla que delimita el recorrido de la cabalgata de año nuevo, London`s New Year Parade. Este desfile de año nuevo es un gran evento que recorre varias de las principales calles de la ciudad. Comenzó a realizarse en 1987, y aparte de ser un evento lúdico-festivo, también sirve para recaudar fondos para varias organizaciones caritativas.


Más de 10.000 artistas participan cada año en el desfile, además de representaciones de la policía, bomberos, y organizaciones o entidades la ciudad.


 

 

 


Nosotros disfrutamos del desfile durante un par de horas hasta que si hizo la hora de comer, cuando nos dirigimos de nuevo dirección a Trafalgar Square para ir a comer a una de las Pizzerias Prezzo`s que está al norte de la plaza.




La cadena Prezzo`s es una muy buena opción a precios asequibles, y además una muy buena opción si se viaja con niños, ya que disponen de un menú de niños a buen precio. En su página web podéis encontrar toda la información, además de poder localizar los distintos restaurantes que tiene repartidos por todo Londres.


Una vez finalizada la comida, hemos puesto rumbo a Covent Garden, para ello , y a pesar de haber podido ir dando un paseo, hemos preferido no cansar a las peques demasiado, así que nos hemos dirigido a la parada de Charing Cross, donde haciendo un trasbordo hemos llegado a la parada de Covent Garden.


Antes de acercarnos a Covent Garden, nos vamos a acercar a una plaza cercana que no todo el mundo visita, y que sobretodo en primavera y verano es bastante bonita por el ambiente de gente joven y bohemia que se mueve por ella, se trata Neal`s Yard.



Se encuentra a unos cinco minutos a pie de la parada de Covent Garden, y es uno de esos lugares casi “secretos” de Londres, que a pesar de estar cerca de una zona muy turística no recibe muchos visitantes por encontrarse algo escondido y tener un acceso algo peculiar.  Para acceder tenemos un par de callejones que no dejan ver la plaza que se encuentra al final. Se trata de un patio rodeado de coloridas fachadas de edificios.

 


El origen de este peculiar patio en el centro de Londres viene de los años 70 cuando Nicholas Saunders comenzó a abrir negocios relacionados con la vida sana y la alimentación natural.


El primero de ellos fue una tienda de productos lácteos,  actualmente es una de las queserías más famosas de Londres, se trata de Neal`s yard Diary. Lo siguiente fue un supermercado de alimentos orgánicos, Neal’s Yard Wholefoods Warehouse, y también Neal’s Yard Remedies, la cual se ha convertido en una cadena especializada en medicina alternativa y de cosmética natural.



Actualmente encontramos a parte de los comercios anteriores, cafés especializados en comida vegetariana, librerías, peluquerías, etc, pero todos los comercios mantienen la estética del patio.


Desde aquí nos hemos vuelto sobre nuestros pasos, para esta vez sí, ir a Covent Garden. Lo que años atrás fuera un mercado de flores frutas y verduras, hoy en día se ha convertido  en una superficie comercial  que atrae a turistas y lugareños. Al ser navidad, hemos disfrutado de todos los adornos navideños, entre ellos, unas grandes de bolas de navidad que colgaban del techo y que creaban una ambientación preciosa.

 


En la zona también se encuentran numerosos artistas callejeros que suelen ofrecer su espectáculo esperando recoger unas monedas al finalizar.


Para terminar el día nos hemos ido dirección Chinatown, al pasar por Leicester Square hemos encontrado gran cantidad de puestos de feria para que los niños pudieran montar.


Por último y después de la vuelta de rigor por Chinatown, hemos ido a cenar a uno de los restaurantes chinos de la zona.



2 thoughts on “Día de Año Nuevo”

Deja un comentario