La Ruta de los Acantilados de Benitatxell, es una de las rutas costeras de senderismo más bonitas de la provincia de Alicante. El sendero nos llevará de Cala Moraig a Cala Llebeig, dos de las calas más chulas del norte de Alicante.

Vista de la ruta de Cala Moraig a Llebeig

De Cala Moraig a Llebeig, la ruta de los acantilados de Benitatxell

Esta corta ruta de montaña, une dos de las calas más impresionantes de la provincia de Alicante, y es ideal si queremos disfrutar de la preciosa Cala Llebeig.

Datos sobre la Ruta, mapa y track gps

La ruta entre la Cala Moraig y la Cala Llebeig tiene algo más de 2 kilómetros, y forma parte de una ruta más larga, la SLV-50, que conecta la Cala Moraig, la Cala Llebeig y el Barranc de la Viuda.

Panel informativo ruta SL-CV 50

En este caso, vamos a hacer aproximadamente unos dos kilómetros y medio, partiendo desde uno de los aparcamientos de la Cala Moraig, y recorrer el segmento que pasa por una zona de acantilados de la costa, hasta llegar a la Cala Llebeig.

En el siguiente mapa de la ruta, podéis ver exactamente lo que hicimos nosotros, en total fueron 4,6 kilómetros ida y vuelta.

La ruta es relativamente sencilla, ya que no tiene prácticamente desnivel, salvo la última parte, en la que encontramos una bajada hasta la Cala Llebeig, con algún punto algo complicado, por el estado de la senda, pero llevando cuidado no se debe tener ningún problema.

Es una ruta apta para hacer con niños, de hecho, nosotros la hicimos con las nuestras, que en ese momento tenían 7 y 10 años. Lo que está claro es que deberemos llevar precaución, ya que hay puntos que la ruta, al recorrer los acantilados, puede ser peligroso si los niños son muy “terremotos”.

Como siempre, os recomendamos llevar buen calzado, agua, comida, protección solar, etc. Con los niños nunca se sabe lo que vas a necesitar. Si pensáis bañaros una vez en Cala Llebeig, cosa que os recomendamos, deberéis ir provistos de escarpines o calzado para el agua, ya que la cala es de piedras, y no es conveniente bañarse descalzo.

Tenéis disponible el track de la ruta en el siguiente enlace, y aquí podéis ver los detalles:

 

Detalles de la Ruta

La ruta comienza en la zona de aparcamiento que encontramos antes de bajar hacia la Cala Moraig, donde una vez que aparquéis, podéis ver la cartelería que habla sobre la ruta completa SL-CV 50.

Situados en el aparcamiento, veremos una carretera que sube hacia la montaña, en el sentido que veníamos con el coche, caminaremos un poco por la cuesta de subida, y encontraremos enseguida las indicaciones de la senda, marcadas en poste de madera con señalización de la ruta y la distancia hasta Cala Llebeig.

Inicio de la ruta

Conforme comenzamos la ruta, y tras andar un rato por un pequeño sendero, pasamos un camino algo más grande, desde donde tenemos unas preciosas vista de la Cala Moraig.

cala moraig

El Sendero continúa dirigiéndose hacia el acantilado, por el que empieza a discurrir hasta que justo llegamos a la primera de las cuevas que encontraremos durante la ruta.

La primera parte del sendero es amplía

Se trata de la Cova Domingo L`Abiar, en la cual encontramos unos muros que forman una especie de vivienda, con puerta y todo. Hay una inscripción en una de las piedras que señala que la cueva data de 1937. Estas cuevas se usaron durante el siglo XX por pescadores, agricultores o ganaderos de la zona para protegerse.

Vista de la Cova Domingo l`Abiar

También hay historias que indican que muchas de ellas se usaban por contrabandistas que se movían por esta zona, algo que se puede corroborar con la Casa de los Carabineros, que se encuentra en la Cala Llebeig.

Subida a la cueva Pepet del Morret

Un poco más adelante, encontramos la siguiente cueva, la Cova Pepet del Morret, más sencilla, ya que es una cueva la cual se cerraba la entrada para protegerse, y no se realizaron construcciones. Como se aprecia en el nombre, las cuevas se cree que adoptaron el nombre de la persona por primera vez las habitó o construyó.

En este punto llevamos casi un kilómetro recorrido, y tras pasar esta última cueva, el sendero empieza a picar hacia abajo, con unas impresionantes vistas de la costa sur, la Cala Llebeig se va acercando.

El sendero de descenso nos da unas geniales vistas

Las primeras visiones del entrante de mar hacia la cala te dejan con la boca abierta al ver esa amalgama de verde y azules que hacen que apetezca un baño inmediatamente.

Las vistas del mar impresionan

Un poco más adelante comienza el descenso del sendero hacia la cala, y es de donde tenemos las mejores vistas de las antiguas casitas de pescadores de la cala.

cala llebeig

El tramo de bajada, es el más complicado de toda la ruta, y hay que prestar atención donde se pisa, y con el desnivel. En la bajada, y mirando hacia el acantilado, encontraremos la Cova del Morro del Bou, aunque se encuentra en un punto algo complicado de acceder con niños.

La bajada a Llebeig es la parte más complicada

Una vez que hayamos llegado a la cala, lo primero que nos encontramos son las diferentes edificaciones construidas por los pescadores, y para el control de los contrabandistas.

Una de las más llamativas de todas es justo la “Caseta del Carrabiners”, en la que además se han tomado medidas de protección y restauración por el Ayuntamiento del Poble Nou de Benitatxell.

Facha de la Casa de Carabineros

Creado por el Rey Fernando VII, el Real Cuerpo de Carabineros de Costas y Fronteras, se encargaba de perseguir el contrabando de tabaco y el estraperlo en estas costas tan abruptas, es por ello que se instaló una caseta en la que permanecían para vigilar. Este cuerpo, pasó a formar parte de la Guardia Civil al llegar la dictadura.

También encontramos algunas casas de pescadores, encaladas en blanco, y con sus porches con construcciones de cañas para albergar toldos en verano, que nos trasladan a otras épocas, en las que se vivía del mar y de lo que nos ofrecía.

Una preciosa casa de pescadores

Encontramos unas cuantas casetas, todas ellas cerradas y conservadas, en las que sus propietarios deben guardar todavía aparejos de pesca. Deben haber pasado en propiedad generación tras generación.

En nuestro caso, nos pegamos un buen baño, ya que, a pesar de estar en octubre, hacia muy buena temperatura y apetecía.

Disfrutando de un baño en Cala Llebeig

Comimos junto a una de las casas de pescadores, bajo los sombrajes para protegernos del sol, disfrutando cada momento de paz junto al mar, y con el bonito rumor de las olas de fondo.

A pesar de haber gente, no había demasiada, y las niñas pasaron un buen rato bañándose antes de retomar el camino de vuelta.

La vuelta, en este caso con el sol cayendo, y generando sombra sobre el sendero, fue muy agradable al pasar menos calor. Y nos permitió despedirnos de esta zona de la costa con unos paisajes tan bonitos. Día de diez, disfrutando de la costa alicantina.

Vistas de la costa en la ruta de los acantilados

Para más información sobre la Ruta de los Acantilados, podéis acceder a la página de Turismo de Poble Nou de Benitatxell. Y si os habéis quedado con ganas de más rutas costeras, no dudéis en mirar la información que tenemos sobre el Sendero de la Costa de Villajoyosa, o el Sendero ecológico de Benissa.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Alvaro

    que buen artículo, me encantó 😀

Deja una respuesta

Información Básica sobre Protección de Datos:

Responsable: Víctor J. Rodrigo

Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios

Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en mochilerosdospuntocero@gmail.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Información adicional: En la Política de Privacidad de Mochileros 2.0, encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal ,incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad, y otros temas.