Siempre hemos sido grandes amantes de viajar en tren, así que para el primer viaje de nuestra hija Zoe, decidimos realizar un sueño que llevábamos años esperando a que llegara, realizar un Interrail por Europa.

Viajar por Europa con una niña de 4 años recién cumplidos, y un bebe de 10 meses, en principio parecía complicado, pero a nosotros nos encanta viajar con nuestras hijas y nos encantan los retos.

Mapa de nuestro Interrail por Europa

El primer paso cuando de decidimos hacer el interrail por Europa fue crearnos un mapa con la ruta que íbamos a seguir, lo podéis ver a continuación:

Nuestra ruta comenzó en Munich, desde donde llegamos en un vuelo procedente de Alicante, y finalizó en Bruselas, donde cogimos un vuelo para volver a casa.

En el siguiente cuadro podéis ver todas las etapas de nuestro itinerario por Europa haciendo uso del billete Interrail, y más adelante os contamos un poco como fue la ruta, y lo que visitamos en cada ciudad, y en los alrededores.

Ruta Interrail por Europa

Antes de desarrollar la ruta, deberemos tener claro el tipo de billete que vamos a comprar.

Deciros, que esta forma de viajar nos gustó tanto, en volvimos a repetir e hicimos un segundo Interrail con niños.

Interrail, elección del billete

Para realizar este itinerario en tren por Europa, optamos por la modalidad billete Interrail que más nos interesaba, en nuestro caso fue la 10 días en 22, opción que ahora ya no se encuentra disponible.

O sea, una modalidad en que en el plazo de 22 días, podíamos hacer uso del billete Interrail 10 días, que no tenían porque ser seguidos podían ser salteados, y durante el día que hacíamos uso, podíamos coger el tren tantas veces como quisiéramos.

Si no tenéis claro qué y cómo funciona un billete Interrail, o las distintas opciones existentes, podéis echar un vistazo a nuestra guía de uso del billete.

Además hay que tener en cuenta, que se puede comprar el Global Pass, que nos servirá para varios países, o el One Country Pass, que únicamente nos servirá para el país de nuestra elección.

Nuestro itinerario por Europa en tren

Comenzamos nuestro viaje cogiendo un vuelo hasta la ciudad de Memmingen, muy cerca de Múnich, al que nos desplazamos en autobús.

Como llegamos a buena hora la ciudad de Munich, una vez dejado el equipaje en el Hotel Meininger, cadena de la que ya os hablamos extensamente en un artículo, pusimos rumbo al centro de la ciudad.

Para comenzar con las visitas pasamos por el animado Virtualmarkt, un mercado tradicional que se monta en el centro de la ciudad.

virtualmarkt munich

La tarde la utilizamos en conocer el ayuntamiento de la ciudad, y alucinar con su increíble carrillón, Glockenspiel. El resto de tarde lo dedicamos a conocer la zona centro de la ciudad.

En nuestro segundo día en Múnich, comenzamos las visitas a la ciudad por la antigua residencia de verano de la realeza Bávara, el Palacio Schloss Nymphenburg, seguidamente, y para disfrutar del buen tiempo que teníamos nos dirigimos al English Garten, y por la tarde aprovechamos para subir a la Torre del Ayuntamiento y recorrer los monumentos del centro.

ayuntamiento munich

Nuestro tercer día de viaje, fue el primer día que hacíamos uso del Interrail, poniendo rumbo a una de las ciudades más bonitas de Europa, Salzburgo.

Nuestro recorrido por Salzburgo comenzó recorriendo el casco antiguo, parando a comer en un Biergarten, y posteriormente subir Monte Mönchsberg, donde se tienen las mejores vistas de la ciudad.

salzburgo Monte Monchsberg

Por la tarde, y después de dar un paseo en una calesa de caballos, cosa que les encantó a las peques, fuimos a visitar la Abadía de San Pedro.

Al día siguiente, comenzamos el día subiendo a la Fortaleza de Salzburgo, el mayor castillo de Centroeuropa. Al bajar, paseamos por los preciosos jardines del Palacio de Mirambell, y pasamos la tarde conociendo visitando el Museo Mozart, y paseando por la ciudad.

fortaleza salzburgo

Nuestra próxima parada en el viaje fue Viena, para lo cual volvimos hacer uso del billete Interrail. Nada más llegar visitamos el Ayuntamiento, el Palacio de Hofburg y el Parque Burg Garten, donde las peques alucinaron con el mariposario.

Por la tarde visitamos la impresionante Biblioteca Nacional de Viena, cuya sala principal es una auténtica maravilla.

biblioteca nacional viena

El segundo día en la ciudad, lo dedicamos a Palacio Schöbrunn, conocido como el Versalles austriaco, el Mercado de Nachmarkt, y visitar la Catedral de San Esteban.

Palacio Schöbrunn

El tren de nuevo nos traslado hasta Praga, donde comenzamos visitando la Plaza Vieja, bajando hasta el río Moldava, y cruzando el famoso Puente de Carlos, para llegar a Mala Strana.

plaza vieja Praga

La mañana siguiente madrugamos para conocer el Castillo de Praga encontrándonos con la menor gente posible en lugares tan visitados como el Callejón de Oro o la Catedral de San Vito.

praga castillo

Para el último día en Praga, dejamos la visita al Barrio Judío de Josefov, donde fuimos visitando las distintas sinagogas, por la tarde dimos un paseo en barco por el río Moldava, para despedirnos de la ciudad.

barrio judio praga

La etapa posterior de la ruta Interrail nos llevó a Berlín, donde comenzamos con una aproximación a la ciudad visitando el Parlamento Alemán, el Memorial del Holocausto y la Postdamer Platz.

parlamento aleman

En el primer día completo dedicamos a la mañana a realizar un Free Tour por Berlín, para conocer un poco mejor la historia de Berlín, y conocer lugares tan emblemáticos como la Puerta de Brandenburgo, Chech Point Charlie o Gendarmenmarkt, acabando junto a la Islas de los Museos y la Catedral de Berlín.

puerta brandenburgo

Después de comer visitamos un museo al que le teníamos muchísimas ganas, el Pergamon, donde alucinamos con las riquezas expoliadas a las diferentes culturas del mundo, en especial con la formidable Puerta de Ishtar.

Con el nuevo día, pusimos rumbo a conocer una parte de la historia más dura de la ciudad, visitando lugares donde aún se conserva parte del muro que dividió la ciudad, en concreto visitamos la zona alrededor de Nordbanhof, los alrededores de la estación de Ostbanhof y la famosa zona de East Side Gallery, donde disfrutamos de los grafittis.

east side gallery

El último día decidimos conocer el Museo de Historia Natural, donde se encuentra el esqueleto de dinosaurio más alto del mundo, y luego recorrer lo que queda del Barrio Judío.

museo historia natural berlin

Al siguiente día, y tras una cuantas horas en el tren, llegamos a Ámsterdam, pero el día fue poco productivo ya que estábamos bastante cansados, y no hicimos más que pasear por el centro para ubicarnos.

amsterdam

Para conocer mejor la ciudad, optamos en nuestro segundo día en la ciudad por realizar un Free Tour por Amsterdam, y por la tarde teníamos entrada para el Museo Van Gogh.

canales de amsterdam

No solo queríamos conocer la ciudad, dedicamos los dos días siguientes a conocer los alrededores de la ciudad, el primero lo dedicamos a Edam, Volendam y Marken, unos pequeños y encantadores pueblos muy cerca del centro.

edam

El segundo lo dedicamos a visitar Haarlem, ciudad con un casco antiguo muy interesante, y Zaanse Schans, un pequeño pueblo que destaca por la preciosa vista de sus molinos de viento junto al río.

molinos holanda

Desde Ámsterdam cogimos un tren a Bruselas, donde nos maravillamos con la Grand Place, y quedamos un poco decepcionados al ver el tamaño del famoso Manneken Pis.

grand place bruselas

Los días siguientes los dedicamos a visitar desde Bruselas, Gante y Brujas, ciudades a cada cual más bonita y recomendable de visitar.

Nuestro último día de viaje, y en Bruselas, lo dedicamos a visitar el Atomium y el Parque Mini Europe, para que las peques se entretuvieran antes de coger de nuevo el avión vuelta a casa.

atomium bruselas

Alojamientos del Interrail por Europa

Como ya habíamos indicado, nuestro primer alojamiento fue el Meininger Munich, cadena de hostels alemana que nos encanta por la versatilidad de sus alojamientos, ya que disponen de cocina, zonas comunes, zonas de juegos, etc.

En Salzburgo nos alojamos en el Hotel Jufa Salzburg, muy bien situado junto al casco histórico, y con un precio contenido en comparación con otras opciones de la ciudad.

Para Viena, volvimos a optar por la cadena Meininger, en concreto por el Meininger Wien Hauptbahnhof, como el Munich, un opción perfecta.

En Praga nos alojamos en el precioso Hotel Salvator, un hotel precioso, muy bien situado junto al casco histórico, pero en una zona tranquila.

Para Ámsterdam nos costó encontrar un hotel con buena relación calidad-precio, al final optamos por el NH Collection Amsterdam Flower Market, situado, como su nombre indica, junto al mercado de las flores.

En Bruselas volvimos a optar por la cadena NH, cogiendo el NH Brussels Carrefour de L’Europe, muy bien ubicado a espaldas de la Grand Place.

Por último, no podemos dejar de recomendaros que antes de emprender vuestro Interrail por Europa, solicitéis la Tarjeta Sanitaria Europea, siempre hay que viajar con cobertura sanitaria, y más si como nosotros viajáis con niños.

Incluso nosotros, últimamente, además solemos contratar un seguro de viaje en familia, ya que preferimos ir cubiertos por si surge un problema con las peques.

Puedes seguir viajando con nosotros, solo tienes que suscribirte y recibir nuestro nuevos artículos en tu mail:

Summary
Interrail por Europa - Ruta de Viaje | Mochileros 2.0
Article Name
Interrail por Europa - Ruta de Viaje | Mochileros 2.0
Description
Ruta de Interrail por Europa durante 21 días
Author
Publisher Name
mochilerosdospuntocero.com
Publisher Logo